El origen de los romeritos, un manjar azteca

Posted in:
Post at: 6 días
origen de los romeritos

Honrar a nuestros ancestros al sentarse a la mesa es mucho más sencillo de lo que parece, pues en un solo plato se pueden encontrar ingredientes que se usaban antes de la conquista y que ahora, siguen ofreciéndonos su sabor, hablamos de los romeritos.

Estos crecen cerca de la milpa y pertenecen a una familia de plantas llamada quelites, que aunque pequeñas, contienen una gran cantidad de nutrientes.

origen de los romeritos

Foto: recetasveggie

Usos de los romeritos

Se debe aclarar que este quelite es muy diferente a la hierba aromática llamada romero, y los aztecas lo utilizaban para remedios medicinales o para elaborar manjares que satisfacían a chicos y grandes.

Aunque para algunos visitantes pueden parecer bastante exóticos, los romeritos han sido uno de los pilares más antiguos de la cocina mexicana gracias a su fácil recolección, transporte y consumo.

Los romeritos prehispánicos estaban acompañados de huevecillos de mosco acuático que también eran comunes en la zona central del imperio azteca y que, según los expertos, tenían un sabor similar al camarón. Este platillo se preparaba principalmente para los tiempos de ayuno previo a las fiestas en que los aztecas celebraban a sus dioses, periodo que coincidía con la cuaresma católica de los conquistadores, lo cual les permitió permanecer en el menú de ambas culturas y, más adelante, reinventarse.

Un giro que añadió historia

Su llegada a las cocinas conventuales les permitió a los romeritos tomar un nuevo aire e incorporar nuevos ingredientes como los nopales, las papas y las tortitas de huevo con camarones, dando origen al “revoltijo”, como también se le denomina a este manjar.

Fue en esta etapa de reinvención cuando se les añadió el mole preparado en metate y que integró también una pizca del tan enigmático cacao para llenar de sabor y olor esta receta recién concebida en las cazuelas de barro de los conventos del centro del país.

origen de los romeritos

Foto: lacocinamexicanadepily

¿Cómo llegaron hasta nuestra mesa?

En la actualidad, los romeritos se preparan como un platillo estelar en dos temporadas: la cuaresma, que fue el periodo de mayor consumo durante su etapa prehispánica y Navidad, donde engalana las reuniones familiares, acompañando orgullosamente al pavo.

Se podría asegurar que el revoltijo es una de las estrellas más brillantes de la cocina mexicana, no sólo por su bajo costo, fácil preparación y alto rendimiento en cuanto a porciones obtenidas, sino porque encierra una de las más largas tradiciones de la gastronomía local, la cual según la UNESCO, mereció el reconocimiento de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en 2010.

Ahora que ya conoces la historia de los romeritos, te invitamos a hacerlos parte de tu dieta pues son, por mucho, los reyes de la cocina mexicana ¡deja que México te conquiste desde el estómago!

También te puede interesar: 

Huitlacoche: el hongo gourmet de la cocina mexicana

Sabores prehispánicos que aún viven en las cocinas de México

La historia del mole de olla, uno de los platillos que más amamos

El origen de los romeritos, un manjar azteca