48 horas en Oaxaca: qué ver, qué hacer, dónde comer

Posted in:
Fin de semana en Oaxaca

Imagina que solo tienes 48 horas para conocer Oaxaca de Juárez. ¿Qué hacer, qué ver, dónde comer? Esta guía está pensada para recorrer la ciudad en un solo fin de semana.

Viernes, 6 pm. Doscientos años de construcción cuentan miles de historias. Frente a ti, la impresionante Catedral de Nuestra Señora de la Asunción -el corazón simbólico de Oaxaca de Juárez.

Foto: Arturo Vez

Aprovecha para entrar y admirar el trabajo escultórico y los detalles barrocos característicos de sus tiempos.

Foto: Blumenkron

Viernes, 7 pm. Al salir de la catedral, te espera la experiencia de caminar por el centro de Oaxaca de noche. Para ir entrando en contacto con la magia de esta ciudad: camina por la Plaza de la Constitución y explora las cuadras aledañas.

Foto: jody miller

Se vale detenerte a admirar las joyas que vas encontrando en el camino.

Foto: Walter Gava

Viernes, 8 pm. Estás a muy buena hora para comenzar un tour mezcalero. En un área que abarca siete cuadras, se encuentran El Cortijo, Mezcalería In Situ y la Mezcaloteca -tres de los mejores lugares para tomar mezcal en Oaxaca.

Foto: Sergio Escamilla

El orden en el que los visites no es tan importante. Lo importante es llegar a cada lugar con ganas de experimentar algo nuevo.

Foto: El Cortijo - La Mezcalería

¿Ya sabes en dónde vas a descansar durante tu estancia en la capital oaxaqueña? ¡City Express Oaxaca está a solo 5 minutos del zócalo!

Sábado, 10 am. Es un nuevo día en la cuna de las culturas mixteca y zapoteca. Qué mejor que iniciarlo degustando los sabores de la región en el Mercado 20 de Noviembre.

Foto: GaboBassMan

Aquí lo mejor es probar cualquiera de los siete moles oaxaqueños o unos clásicos tamales de masa colada, pero no te limites. Déjate seducir por los aromas que cruzan el mercado y, si se te atraviesa una tlayuda o unos molotes rellenos, no dudes en aceptar el reto del destino.

Foto: squarespace.com

Sábado, 11 am. Una caminata de siete cuadras puede ser justo lo que necesitas ahora mismo. Esa es justamente la distancia que te separa del Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca.

Foto: Nick Woodford

Este espacio te dará una introducción a la escena artística en Oaxaca, una ciudad estudiantil y multicultural. Descubre instalaciones, esculturas y otras manifestaciones artísticas locales y foráneas en este templo ubicado en la calle Macedonio Alcalá.

Foto: Nick Woodford

Sábado, 2 pm. Estás a solo dos cuadras del Templo de Santo Domingo, así que tiene sentido continuar tu recorrido en este ícono de la ciudad.

Foto: Adán Ruiz

Esta legendaria iglesia ha sobrevivido de todo. A lo largo de sus más de 400 años de historia, ha sido destruida y reconstruida, profanada y consagrada. Los retablos de oro macizo en su interior son un auténtico espectáculo.

Foto: Jeffrey Calderón

Continúa la expedición hacia el Jardín Etnobotánico, el lujoso “patio trasero” de Santo Domingo y una joya arquitectónica en la cual vale la pena perderse un rato.

Sábado, 4 pm. ¿Otra parada cultural? Un fin de semana en Oaxaca no es suficiente para explorar todos los rincones dedicados a la cultura que la ciudad tiene por ofrecer. Sin embargo, el Espacio Zapata es uno de esos lugares que no te quieres perder.

Foto: Knut Hildebrandt

En este foro, los muralistas callejeros que llenan la ciudad con sus visiones tienen un espacio en donde exhibir formalmente su trabajo. Además de los murales y otras pinturas, constantemente hay talleres, lecturas y música en vivo.

Sábado, 6 pm. Esas horas extra para hacer hambre valdrán la pena cuando te sientes a comer a uno de los mejores restaurantes de Oaxaca. Las opciones que proponemos son:

1) Pitiona, Cocina de Autor. El menú cambia cada dos meses en el restaurante del joven chef José Manuel Baños. Esto es porque los ingredientes, casi en su totalidad oaxaqueños, son frescos y de temporada.

Cocina de autor, Oaxaca

Foto: Pitiona Cocina de Autor

2) Los Danzantes. Convertido en una cadena de prestigio, este lugar sigue fiel a su concepto original: incorporar elementos y formatos contemporáneos a la cocina tradicional de Oaxaca. El resultado es un festín de sabores inolvidables.

Los Danzantes Oaxaca

Foto: Los Danzantes Oaxaca

Sábado, 8 pm. Es hora de volver a respirar Oaxaca de noche. Nada como una caminata después de la cena para entrar en sintonía.

Foto: John Meckley

Sábado, 9 pm. Para rematar el día, date una vuelta por Café Central, el punto de partida por excelencia de la fiesta en Oaxaca. A veces hay música en vivo, a veces un DJ, pero siempre muy buen ambiente.

Foto: Alora.O

Domingo, 10 am. ¡Buenos días! Son las últimas horas de tu fin de semana en Oaxaca, así que haz un esfuerzo por comenzar temprano y salir a saludar a esta mítica ciudad.

Foto: Luis Felipe Balderas Cruz

Domingo, 11 am. Como última parada gastronómica, te sugerimos La Biznaga, en la Calle Gral. Manuel García Vigil, a una cuadra de Santo Domingo. Bajo la bandera del movimiento Slow Food, este lugar está pensado para ir con tiempo, en modo relajación, a disfrutar antojitos preparados al momento.

Foto: mobilemorrisons

Domingo, 1 pm. Te proponemos un último museo oaxaqueño por explorar, y es uno que no muy particular que no verás fácilmente en cualquier lado. Hablamos del MUFI, el Museo de Filatelia de Oaxaca.

Foto: Molly

Se trata del único museo en América Latina dedicado exclusivamente al arte postal, en todas sus formas y manifestaciones. Además de la exposición permanente, el espacio es magnífico y constantemente se modifica con el trabajo de diversos artistas.

Foto: Elias

Domingo, 4 pm. En estas últimas dos horas, lo mejor que puedes hacer es sentarte a digerir el viaje y disfrutar una vez del aire limpio de Oaxaca. Para esto, nada como un café oaxaqueño en la Plaza de la Constitución y, con suerte, te tocará ver a los ancianos practicando el danzón con singular alegría.

Foto: Claude Lortie

Domingo, 6 pm. De vuelta al punto inicial del viaje, ha llegado la hora de decirle adiós a Oaxaca. Si 48 horas en la ciudad no te son suficientes, quizá estás a buen tiempo de comenzar a planear tu próxima visita a esta tierra mágica.

Tal vez, en ese próximo viaje, te de tiempo de explorar los fascinantes Pueblos Mágicos de Oaxaca. O sus fábricas mezcaleras. O sus playas.

 

48 horas en Oaxaca: qué ver, qué hacer, dónde comer