6 grados de separación entre el mole poblano y los chilaquiles

6 grados de separación entre el mole poblano y los chilaquiles
La cocina mexicana es como una red de interconexiones culinarias, tejidas por la mano de la historia y la serendipia. En cierta forma, es como una gran familia. En esta ocasión, analizaremos la relación entre el mole poblano y los chilaquiles, dos ejemplares indispensables de la gastronomía de México. Te invitamos a este viaje por el tiempo y los sabores de la infancia en el cual descubrirás que, con toda su grandeza, la comida mexicana es un mundo pequeño. 1. Mole poblano. Nació en los conventos de Puebla durante la Colonia, aunque hay varias versiones sobre cómo fue inventado. Lo cierto es que, a partir de que el mole se popularizó, miles de variaciones han surgido y se ha convertido en una materia prima que le da forma a muchos platillos. 2. Mole chichilo. Una de las muchas variaciones del mole que se prepara en restaurantes como Chapulín en la Ciudad de México. Este mole se hace con chile chilhuacle negro, chile pasilla, mulato y tortillas quemadas. El proceso para hacer este mole en particular es laborioso y tardado, pero el resultado vale toda la pena. 3. Enchiladas de mole. Hablando de variaciones del mole, este platillo combina el que puede considerarse el ingrediente esencial de la gastronomía de México: el maíz.

Una foto publicada por @ilianafuengo el

4. Totopos de maíz. Y es que el maíz está en todo. Hemos encontrado la forma de prepararlo y utilizarlo de mil maneras que van desde los tamales hasta los deliciosos totopos con los que acompañamos el rico guacamole y preparamos los míticos chilaquiles. 5. Chilaquiles de mole. A alguien, en algún momento, se le ocurrió bañar a estos totopos con una salsa de mole y así fue como nació una nueva estrella de la cocina mexicana. Si quieres darte gusto, prueba los del restaurante Chilpa.

Una foto publicada por Linda Waisbord (@waismom) el

6. Chilaquiles. ¿Qué sería de la vida sin este platillo? Tan sencillo como completo, los chilaquiles reviven la costumbre ancestral de combinar el maíz con salsas hechas a partir de jitomate. Curiosamente, en tiempos prehispánicos, a estas salsas se les llamaba… molli. https://flic.kr/p/6XxAR6 Si después de este recorrido gastronómico sientes unas ganas incontrolables de gozar un platillo 100% mexicano, checa estas 6 curiosidades gastronómicas que puedes encontrar en el Centro Histórico de la CDMX.

6 grados de separación entre el mole poblano y los chilaquiles