Acolman: El origen de las piñatas de navidad

Acolman origen pinatas

Ya sea con la forma tradicional con picos o con la forma de distintos personajes , las piñatas son un elemento tan mexicano como el mole o el himno nacional. Hace 400 años aparecieron las primeras piñatas como las conocemos. 

El lugar era el Montasterio de Acolman, en el Estado de México, y se dice que los siete picos de la piñata de estrella representaban los pecados capitales. Se trata de una olla de barro que normalmente contiene dulces y frutas de la temporada (jícamas, tejocotes, mandarinas y cañas de azucar); se adornan con papel de china de muchos colores en el exterior.

acolman pinatas

Foto: wikipedia

Es por eso que Acolman se presume a sí mismo como el lugar de origen tanto de las posadas como de las piñatas. Tan es así que hay una estatua de Fray Diego de Soria al momento de romper una de ellas; él fue el fraile que avivó la tradición navideña precisamente en este poblado mexiquense.

Pero aunque esta tradición se identifica plenamente con nuestro país, la historia rastreó su origen a Italia, (tal como lo señala México Desconocido) país en el que se acostumbraba regalar ollas de barro con regalos a los trabajadores campesinos, sólo que no en diciembre, sino en la cuaresma. Después llegó a España y de ahí las tierras mexiquenses, desde donde todos los años se lleva a cabo la Feria de la Piñata de Acolman.

 

acolman pinatas

Foto: mexicodesconocido

Aunque la historia de las piñatas lleva a este pueblo en su sangre, la realidad es que en Acolman sólo queda un taller que se dedica todo el año a honrar esta tradición: el problema es que es un arte que es fácilmente exportable, por lo que a diferencia de lo que pasa con el tequila (que necesita una denominación de origen), es posible hacer, y comprar, una piñata en cualquier lugar de México. Pero por lo que se ve en los mercados y en las calles en estas fechas, la tradición de la piñata vivirá por muchos años más. 

Acolman: El origen de las piñatas de navidad