Amecameca y Ozumba, paisajes inolvidables a una hora de la CDMX

Posted in:
Amecameca y Ozumba

A solo una hora de camino de la CDMX, Amecameca y Ozumba son dos poblados del Estado de México en donde te esperan sorprendentes e inolvidables paisajes.

Para llegar a Amecameca desde la ciudad, hay que tomar la salida oriente, por la Calzada Ignacio Zaragoza, a la Autopista México-Puebla. Sobre la autopista, se debe tomar la desviación a Chalco y seguir por la carretera federal número 115 hasta Amecameca. Por ese mismo camino, 10 km más hacia el sur, se llega a Ozumba.

Desde luego, la atracción principal de estas localidades son las vistas de los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl, a unos pocos kilómetros de distancia. Sin embargo, ambos tienen secretos y atractivos que valen la pena explorar.

Te diremos lo que puedes experimentar en estos dos pueblos del Estado de México y todas las razones por las que deberías de estar planeando una escapada a Amecameca y Ozumba.

Herencia natural, prehispánica y colonial en Amecameca

Amecameca se caracteriza por ser un pueblo de artesanos -específicamente, de alfareros. Por todos lados verás ollas, jarrones, floreros y otros productos de barro. Es el trabajo de estos artistas, que llegan de municipios cercanos a establecerse en Amecameca.

En la Plaza de la Constitución, el punto de reunión por excelencia del pueblo, sobrevive un aro de juego de pelota, el único vestigio de la cancha que solía estar en el lugar.

Otro ejemplo de la herencia prehispánica en la región es el Santuario del Sacromonte, que está construido sobre las ruinas de los teocallis que los antiguos habitantes edificaron. Lo mejor es el mirador, desde donde se tiene una vista espectacular del pueblo y los dos volcanes.

En la Ex Hacienda de Panoaya hay suficientes cosas que ver y hacer para un día entero. Además del Museo Sor Juana Inés de la Cruz, hay un vivero forestal, un laberinto vegetal, un zoológico con más de 200 animales, bosques acondicionados para actividades ecoturísticas y un lago que puede ser explorado en lancha.

Amecameca Ozumba paisajes

Foto: zankyou.com

Valles, haciendas y ecoturismo en Ozumba

En Ozumba, el relieve está representado por pequeños valles agrícolas y grandes terrenos accidentados por barrancas. En esta tierra de belleza natural, el hombre ha construido magníficos edificios que añaden a lo espectacular de los paisajes.

Las parroquias de la Purísima Concepción de María y San Vicente Ferrer, los cascos de las haciendas Atempa y Actopan y la Capilla de San Francisco de Asís son algunas de las joyas coloniales por descubrir en Ozumba.

Además, en este pueblo se celebran los dos tianguis tradicionales más grandes de la región, cada martes y viernes. En ellos, podrás encontrar todo tipo de artesanías y otros productos interesantes.

Si buscas una experiencia natural, ahí tienes el Parque Ecoturístico Chimalhuacán, un área boscosa acondicionada para la práctica de rappel, camping y otras actividades para exteriores. Desde el mirador de este lugar, se aprecian magníficos paisajes de bosques y volcanes.

Amecameca Ozumba paisajes

Foto: reporteyucatan.mx

Recuerda que también puedes hacer una excursión al Parque Nacional Iztaccíhuatl-Popocatépetl, en donde, con cada paso, descubrirás un nuevo y alucinante paisaje.

Prepara la maleta, el auto y los víveres. Una escapada de la CDMX a Amecameca y Ozumba es justo lo que necesitas para darte un descanso de la ciudad y apreciar la naturaleza que te rodea.

También te puede interesar:

A que no sabías que en México existen estos paisajes

Desde las alturas: miradores para ver paisajes espectaculares en México

Los alucinantes paisajes del Volcán Chichonal en Chiapas

Amecameca y Ozumba, paisajes inolvidables a una hora de la CDMX