Antón Lizardo en Veracruz: playa, río y un viaje en el tiempo

Antón Lizardo en Veracruz

Es posible que nunca hayas escuchado acerca de Antón Lizardo en Veracruz y hay una buena razón: este pequeño paraíso playero se mantiene como un secreto bien guardado.

Y es que no todos los paraísos están destinados a convertirse en desarrollos turísticos monumentales, no. Algunos, como Antón Lizardo, no pretenden más que ser un apacible pueblito de pescadores, para siempre.

Foto: instagram

Cuando estés ahí, no dejes pasar la experiencia de salir a pescar con los locales y vivir la satisfacción de atrapar un robalo, un esmedregal, general, huachinango o lenguado. A veces, las satisfacciones más sencillas de la vida son las mejores.

Foto: instagram

La playa de Antón Lizardo es, desde luego, su atractivo principal. Nada como descansar una mañana o tarde entera bajo el sol, con el sonido del oleaje y disfrutar de los toritos, refrescantes bebidas preparadas de sabores como cacahuate y mamey. Lo mejor son los famosos helados de ron, la especialidad.

 

Una publicación compartida de Itzel Regalado (@itzelregalado) el

De frente a la costa se pueden ver claramente tres islas pequeñas: “la de enfrente”, “la de en medio” y “la de al lado”. Esos son realmente sus nombres.

Foto: instagram

Las islas se pueden visitar y son excelentes sitios para bucear. Para llegar a ellas necesitarás: un servicio de lancha, un guía autorizado y un permiso del municipio.

El pueblo es hogar de una Escuela Naval Militar, lo cual contribuye a su aire de pueblito de antaño. Todos los fines de semana, los marinos salen a pasear a las calles del pueblo con sus uniformes, arrancando suspiros y miradas atentas. A varios se les puede ver tomando un helado o cenando con un interés romántico.  

Foto: instagram

Se dice que Antón Lizardo no fue un ilustre gobernante, un valeroso militar ni un laureado poeta, sino un náufrago que logró encallar su embarcación en este trozo de cielo veracruzano.

Si eso es cierto, no sería nada raro. Antón Lizardo es uno de esos pueblos de cuento, románticos por naturaleza, destinados a mantenerse en secreto. Un lugar atrapado en el tiempo.

Anton Lizardo Veracruz

Foto: Flickr

Para llegar a Antón Lizardo desde Veracruz, hay que tomar la carretera federal 150, que termina en el pueblo. El recorrido es de unos 20 km desde Boca del Río.

¿Vas y vuelves el mismo día? Recuerda que en el puerto te espera City Express Veracruz para que descanses como se debe después de un día en el mar.

También te puede interesar:

El Corchito en Yucatán, el secreto mejor guardado de la península

Así es Tepezalá, un pueblo escondido entre montañas

Val’Quirico, un nuevo pueblo en Tlaxcala con sabor a Europa

Antón Lizardo en Veracruz: playa, río y un viaje en el tiempo