Las Cascadas de La Concepción y Tixhiñú, un spa natural en Aculco

Posted in:
Cascadas Aculco

¿Te urge una escapada relajante a la naturaleza? Las cascadas de La Concepción y Tixhiñú en Aculco, Estado de México, son un verdadero spa natural esperándote.

Aculco está en la región noroeste del Estado de México, casi en la frontera con Querétaro, a unos 120 km de la Ciudad de México. Se trata de un pueblo cuya relación con el agua es tan estrecha que se encuentra hasta en el nombre.

Aculco quiere decir “lugar donde tuerce el agua”. Una de sus principales atracciones es el Santuario del Señor de Nenthé, también llamado el Señor del Agua, ya que se le atribuye el milagro de haber hecho brotar un manantial en tiempos de sequía.

Además, Aculco es hogar de la Presa Ñadó, un impresionante cuerpo de agua, ubicado a un costado de la Carretera Panamericana. Sus aguas son, precisamente, las que nutren las cascadas de La Concepción y Tixhiñú.

Cascadas Aculco

Foto: panoramio.com

La Concepción es una caída de 25 metros de altura sobre espectaculares paredes de basalto. La cascada es una vista magnífica, que puede ser observada desde el borde o desde un mirador ubicado al otro lado de la caída.

Cascadas Aculco

Foto: agenciaecotours.com

La experiencia completa, desde luego, es meterte a nadar a las faldas de la cascada y aprovechar los efectos del hidromasaje natural que se genera con la fuerza de la caída. Además, nada más terapéutico que el sonido constante del agua cayendo con fuerza.

Este lugar también es ideal para practicar rappel, ya que cuenta con más de cien rutas trazadas. Puedes contratar un guía y rentar el equipo en Aculco.

Tixhiñú es un salto un poco más íntimo. Rodeada de vegetación y poco más, esta caída de 15 metros de altura es el rincón perfecto para relajarte y gozar de las vistas, los sonidos y las sensaciones que solo la naturaleza puede crear.

Cascadas Aculco

Foto: revista.volaris.com

En la Presa Ñadó también puedes practicar actividades como campismo, pesca deportiva y paseos a caballo. La zona entera es un verdadero paraíso para los amantes de las aventuras en exteriores.

La sugerencia es regresar en la tarde al pueblo y recuperar fuerzas con las delicias de la gastronomía local, como la barbacoa, el mole poblano, las carnitas y los famosos escamoles. También hay una extensa variedad de jamoncillos y pan artesanal, la especialidad del pueblo.

City Express Tula, City Express Querétaro y City Express Morelia son puntos de descanso cercanos si estás viajando a este paraíso natural en carretera. Descubre la magia de Aculco y sus aguas terapéuticas y regresa a tu destino completamente renovado.

También te puede interesar:

Mexiquillo, Durango, entre bosques y cascadas

Nuestra selección de las mejores cascadas de México

Mil Cascadas, el paraíso que desconocías de Taxco

Las Cascadas de La Concepción y Tixhiñú, un spa natural en Aculco