Cenotes de la Ruta Maya: un viaje subterráneo

Posted in:
Cenotes de la Ruta Maya: un viaje subterráneo

En las profundidades de la península de Yucatán se esconden los magníficos cenotes de agua dulce. Estas cavernas inundadas tardaron millones de años en formarse y hoy son un atractivo imperdible de la Ruta Maya de City Express.

Cenotes, enigmáticos agujeros acuáticos Dzonoot es una palabra maya que quiere decir “hoyo con agua”. Este es el origen del nombre que le damos en español a los cenotes que, literalmente, son agujeros inundados. Los cenotes se formaron durante los pulsos glaciares del Pleistoceno, cuando el nivel del mar bajaba drásticamente y las redes fluviales subterráneas se ensanchaban.

Hay diferentes tipos de cenotes: a cielo abierto, semiabiertos y subterráneos. Cada uno es único y cuenta, a través de las formaciones rocosas, su propia y particular historia a través del tiempo. Además de ser una atracción turística, los cenotes son la principal fuente de agua dulce de la región, que no cuenta con muchos ríos ni lagunas. Desde que fueron descubiertos como sitios turísticos, muchos cenotes han sido acondicionados para recibir visitantes y brindarles una experiencia natural incomparable.

Estos son algunos de los cenotes de la Ruta Maya que tienes que conocer:

- Cuzamá - En realidad, aquí hay tres cenotes: Chelentún, Chansinic’che y Bolom Chojol. Gracias a su cercanía, generalmente son visitados al mismo tiempo, por lo que se ha desarrollado una curiosa red de transportes tirados por caballos, conocidos como truks, que te transportan de un cenote a otro. A 45 km de Mérida.

- Dzitnup - Un cenote cerrado casi por completo, excepto por un orificio en la parte superior que deja caer un rayo de luz sobre el agua azul y cristalina. El ambiente místico en este cenote es único, rodeado por lianas y estalactitas. Se encuentra a 170 km de Mérida.

- Xlacah - A 15 km de Mérida, este cenote abierto se encuentra junto a la zona arqueológica de Dzibilchaltún. Uno de los más conocidos y visitados, es una excelente opción para quienes prefieran un ambiente al aire libre.

- Ik Kil - Este grandioso cenote es una especie de garrafón, con una amplia boca en la parte superior y una extensa garganta que desciende hasta la superficie del agua y continúa aún muchos metros hacia abajo. Adornado con lianas y hermosas cascadas de agua, este es uno de los cenotes imperdibles de la Ruta Maya. Está a 120 km de Mérida.

Ruta Maya cenotes

Foto: cenotesmexico.org

- Dos Ojos - El único de la lista ubicado en Quintana Roo, este cenote ubicado a 22 km al norte de Tulum es un verdadero espectáculo natural. En el área se han descubierto más de 67 km de de rutas subterráneas, por lo que es un gran lugar para bucear.

Arma tu recorrido por los cenotes de la Península de Yucatán y recuerda que puedes hacer base en City Express Mérida y City Express Playa del Carmen.

Cenotes de la Ruta Maya: un viaje subterráneo