El centro de Tlatlauquitepec, un lugar para volver a enamorarte

 Tlatlauquitepec Puebla

Tal vez sean los colores vivos, los cerros en el fondo del paisaje o la bruma de las nubes volando bajo. Lo cierto es que el centro de Tlatlauquitepec es el lugar ideal para volver a enamorarte.

Un café en los portales del zócalo al atardecer, como recordatorio de que la vida es bella. El canto frenético de los pájaros justo a esa hora: una banda sonora digna del momento. Pasear por el parque, esquivar los chorros de agua saltarines y, al llegar a la fuente, pedir un deseo. La magia de Tlatlauquitepec es aún más fuerte cuando estás bien acompañado.

Tlatlauquitepec Puebla

Foto: mexicodestinos.com

Si estás buscando un destino para hacer una declaratoria, celebrar un aniversario o renovar votos, una escapada romántica a este Pueblo Mágico es justo lo que quieres.Te contamos acerca de las mejores experiencias en Tlatlauquitepec, Puebla.

El convento de paso más antiguo de América

Construido en 1531, apenas diez años después de la Conquista, el ex convento franciscano de Santa María de la Asunción es el más antiguo de su tipo en todo el continente. Fue edificado como un convento de paso, en donde los frailes que viajaban de la Ciudad de México a Veracruz -y viceversa- podían descansar.

Tlatlauquitepec Puebla

Foto: instagram.com

Sabores exóticos por descubrir

Cualquier luna de miel merece una selección gastronómica emocionante. En Tlatlauquitepec, la especialidad son los moles picosos. Reserva espacio para degustar el mole serrano de guajolote, el de hongos o el de torta de camarón. Indispensables también los tlayoyos -no confundir con los tlacoyos-, tortillas rellenas de pasta de alberjón, papa o frijoles.

No te puedes perder los famosos vinos de frutas de Tlatlauquitepec. Hay de higo, capulín, maracuyá, pera y manzana, entre otros.

Compras únicas

Los domingos, en la Plaza de Armas, se instala un tianguis en donde encontrarás a la venta los productos artesanales de la región. Sombreros y canastas de palma, exquisitos adornos de madera, rebozos de lan bordados a mano y los mismos vinos de frutas, para que te los lleves a casa. Todo eso y más lo consigues ahí, cualquier cosa que te lleves será un recuerdo único de este mágico rincón en la sierra de Puebla.

Escápate a Tlatlauquitepec con una persona especial y enamórate como si fuera la primera vez en el escenario perfecto. Si viajas de la CDMX o Veracruz, ya no hay convento en donde puedas hacer una parada, pero sí que puedes hospedarte en City Express Apizaco y City Express Xalapa, dos hoteles en el camino a Tlatlauquitepec.

También te puede interesar:

Los pueblitos más encantadores… con los nombres más extraños

Cómo preparar un fin de semana para dos en Real del Monte, Hidalgo

Una guía de las playas más secretas y vírgenes de Oaxaca

El centro de Tlatlauquitepec, un lugar para volver a enamorarte