Come bien mientras viajas

Post at: 1 año
Come bien mientras viajas

Algunas personas suelen preocuparse acerca de lo que comerán durante un viaje. Al salir de la rutina y comer fuera de casa o los lugares acostumbrados estamos expuestos a consumir más de lo necesario, por lo que hoy te ofrecemos algunos tips para que comas bien y no pierdas el cuidado de tu salud y tu línea mientras viajas.  

  • No hagas caso a las tentaciones: Los salseros, las paneras, la mantequilla, la sal… suelen ser muchos y muy variados los aperitivos que sirven en varios lugares, pero si los evitas cuando viajas tendrás menos de que preocuparte.
  • Bebidas: ten cuidado de no tomar bebidas frías o azucaradas cuando viajas. Es recomendable tomar té frío, una copa de vino o una cerveza; así como zumos de frutas naturales recién exprimidas.
  • Eligiendo del menú: lo mejor es escoger un solo plato, para no quedar empachados. Procura pedir platillos en los que se use poco aceite, evitar las guarniciones, frituras, empanados, rellenos o gratinados.
  • Frescura: La frescura de los ingredientes es muy importante. Los alimentos envasados y preparados son algo que mejor querrás dejar de lado cuando viajas.
  • Algo verde: Si no haces caso al punto del menú, lo mejor es que abras con alguna ensalada (sin aliñar- o verduras, de ser posible que sean al horno, a la plancha o al vapor.
  • Reduce los carbohidratos: si no quieres comer mucho, el comer una fruta o un yogur contribuye a que llegues a comer con apetito excesivo.
  • Agua: Nunca está de más recordarte que el consumo de dos litros diarios de agua ayuda a tu cuerpo a eliminar toxinas y grasas.
  • “No” a los combos: A lo mejor en lo económico convienen, pero al mismo tiempo aumenta considerablemente tu ingesta de calorías, procura evitarlos cuando viajas.
  • Busca la medida adecuada: El tamaño de la porción varía de un restaurante a otro. Si crees que te han servido demasiado puedes compartir o comer lo que consideres suficiente, sin llenarte.

    Fuentes:   Terra.com.mx Elcomercio.pe

Come bien mientras viajas