Cómo fortalecer la cultura empresarial de tu negocio

Posted in:
Cómo fortalecer la cultura empresarial de tu negocio

La cultura empresarial puede ser fuente de construcción dentro de una empresa. Fomentar una cultura basada en los valores de la organización debe ser prioritario en la agenda de cualquier directivo; aquí te damos algunos consejos para fortalecerla. ¿Qué es la cultura empresarial? Es el conjunto de patrones de comportamiento, pensamiento y creencias de una empresa. En gran medida, estos patrones determinan la forma en la que opera una organización, el ambiente de trabajo y hasta la imagen que proyecta. Código de vestimenta, estilo de liderazgo y gerencia, trato a los empleados, horarios, valores, incluso las pequeñas tradiciones que se generan dentro de la empresa: todo forma parte de la cultura empresarial. Cada empresa le da prioridad a unos valores antes que a otros, por lo que cada una tiene su cultura única y propia. Al final, la cultura empresarial puede resumirse a “la forma en la que se hacen las cosas” en una organización dada. Una cultura empresarial sólida, un negocio exitoso Se ha demostrado que la cultura empresarial tiene una injerencia importante en el desempeño de los empleados y de la empresa en general. Aquí algunos consejos para fortalecerla: Establece objetivos - ¿Cuál es tu misión, visión y valores de la empresa? ¿Cuáles son tus objetivos y metas estratégicas? Identificar y definir con precisión estas cuestiones te dará la pauta para orientar todas las decisiones relacionadas con cultura empresarial hacia estos parámetros. Mide y evalúa - Abre canales de retroalimentación y establece métodos para medir la efectividad actual de la cultura empresarial. La idea es tener un mapa preciso de la situación, en su estado actual, para saber qué dirección quieres tomar y cuáles son los pasos necesarios. Implementa cambios - Experimenta con cambios que puedan impactar positivamente en la productividad de los empleados. Es de suma importancia que comuniques estos cambios por todas las vías posibles y que te asegures de recibir toda la retroalimentación que estos generen. Comienza de nuevo - Después de recibir comentarios, sugerencias y hasta quejas, el siguiente paso es volver a ajustar tomando en cuenta lo anterior y repetir el proceso. La cultura empresarial, como la empresa misma y sus empleados, está en constante evolución por lo que mantenerla fuerte será un proceso continuo.

Cómo fortalecer la cultura empresarial de tu negocio