Deléitate con los sabores de la Ruta del Mole

Deléitate con los sabores de la Ruta del Mole

Las cocinas poblana y oaxaqueña son dos de las más emblemáticas, exóticas y exquisitas de México. Recorre la Ruta del Mole de City Express y prueba los sabores de esta región, un verdadero deleite que te llevará a viajar por la historia de México.

Lo mejor de la gastronomía poblana

Seguramente has degustado un buen mole poblano. Lo que quizá no sepas es que en realidad hay alrededor de 50 variedades de mole solo en la zona de Puebla. La riqueza gastronómica del estado es el legado de su papel fundamental en el proceso de mestizaje en México. La primera parada de la Ruta del Mole es aquí, y es seguro que necesitarás varios días para degustar los platillos indispensables de la cocina poblana:

1.- Mole - El clásico poblano, con su consistencia espesa y fuerte aroma a chocolate, tiene fama mundial. Sin embargo, otras variedades comunes merecen ser exploradas. -

Prieto - A base de huitlacoche, chiles y especias.

- Manchamanteles - Afrutado, con plátano macho y camotes.

- De olla - Diferente a todos, un caldo picoso con espinazo, ejote, calabaza, zanahoria y elote.

2.- Chiles en nogada - Este manjar suele servirse únicamente en temporada (septiembre y octubre). Se trata de un auténtico festival de mestizaje gastronómico: un chile poblano como sabor central, relleno de un guiso de picadillo con frutas, bañado en una crema de nuez y servido con perejil y granada. hoteles-en-puebla-sabores-ruta-del-mole 3.- Chalupas - La encarnación poblana de un platillo que se repite por todo México en la forma de tacos, sopes o panuchos. La base de las chalupas es una tortilla de maíz frita, cubierta de salsa verde o roja y acompañada de carne de res, puerco o pollo.

Los deliciosos sabores de Oaxaca

Oaxaca es otra región que, a lo largo de la historia de México, ha ocupado un lugar indiscutible en la generación de rasgos culturales. Es sabido que la gastronomía oaxaqueña atrae a turistas y aventureros culinarios de todo el mundo, así que prepárate para una experiencia sensorial sublime. En la segunda parada de la Ruta del Mole podrás degustar platillos como:

1.- Mole - ¡Queda claro! Las siete variedades de mole de Oaxaca bien valen la pena una sentada cada una:

- Negro - El más famoso, con un intenso sabor ceniciento y ahumado.

- Amarillo - Quizá el más exótico, con miltomate, cebolla, comino, ajo y hierba santa.

- Coloradito - Combinación ganadora de chile ancho, pasilla, jitomate, ajo y orégano.

- Verde - El sabor herbal de este mole es gracias al epazote, chile verde y comino.

- Rojo - ¡El más picante! Lleva guajillo, chocolate y canela.

- Estofado - Se sirve con pollo, aceitunas, pasas, clavo y alcaparras.

2.- Tlayuda - Esta maravilla permite degustar varios sabores de Oaxaca al mismo tiempo: tasajo y cecina (carne de res), chapulines, queso de hebra y, claro, la tlayuda misma.   hoteles-en-oaxaca-sabores-ruta-del-mole-tlayuda 3.- Tamales - Una visita a Oaxaca simplemente no está completa sin un rico desayuno de tamales oaxaqueños, preparados con masa colada y carne de puerco.

No cabe duda, ¡viajar por México es un goce! Recorre esta Ruta del Mole y conviértete en un experto en los sabores de Puebla y Oaxaca.

Deléitate con los sabores de la Ruta del Mole