Dunas de Yeso en Coahuila, un desierto blanco que te deslumbrará

Posted in:
Dunas de Yeso en Coahuila

Parece un sueño, pero es muy real. El paisaje de las Dunas de Yeso en Cuatro Ciénegas, Coahuila, es tan alucinante que provoca que cualquiera que lo visita se frote los ojos por un momento.

Lo que parece arena blanca es, en realidad, sulfato de calcio y silicio. Estos minerales son residuos de las transformaciones climáticas que ha sufrido esta región, que hace muchos años era un océano.

Dunas de Yeso en Coahuila

Foto: estilodf.tv

¿Has visto cómo se reflejan los destellos del sol en el fondo de una alberca? Algo similar sucede en la tersa superficie de las Dunas de Yeso, por cuyos recovecos se cuelan los rayos de luz. En contraste con el cielo azul y en armonía con las nubes, el blanco yeso crea un paisaje que difícilmente olvidarás.

No hay vehículos todo terreno ni cuatrimotos aquí. Un día en este desiert blanco es una experiencia predominantemente contemplativa. Se vale caminar, correr, resbalar, rodar y descansar sobre el yeso.

Algunas especies de cactáceas y matorrales, así como correcaminos, coyotes, y diversos reptiles e insectos, proveen inspiración y evidencia de que se puede sobrevivir en condiciones áridas y hostiles.

Un elemento poético de este lugar es que el viento reconfigura constantemente las dunas. Por lo tanto, cada que las visites, habrán cambiado tanto como tú. Lo único constante es un grupo de montículos a los que puedes subirte para ampliar la vista del blanco horizonte.

Dunas de Yeso en Coahuila

Foto: cuatrocienegas2040.org

Cómo llegar a las Dunas de Yeso

Las Dunas de Yeso están en la zona central de Coahuila, dentro del Área de Protección de Flora y Fauna Cuatro Ciénegas. La ciudad más cercana es Monclova, a 50 km por la carretera federal número 30. Desde el pueblo de Cuatrociénegas puedes contratar transporte a las dunas.

El costo de entrada a las Dunas de Yeso es de solo $30 pesos, el horario es de lunes a domingo de 10 a 17 horas.

Un día en las Dunas de Yeso de Coahuila durará para siempre en tu mente. Después de todo, un paisaje como este no te lo encuentras todo el tiempo.

También te puede interesar:

El extraordinario paisaje del Valle de los Monjes en Chihuahua

El Desierto de Atacama en Chile, paisajes que parecen de otro planeta

El Corchito en Yucatán, el secreto mejor guardado de la península

Dunas de Yeso en Coahuila, un desierto blanco que te deslumbrará