Lo que el porfiriato nos dejó: un recorrido por la CDMX

Posted in:
Edificios del Porfiriato en la CDMX

¿Qué nos dejó el porfiriato? Sin duda, mucha belleza. Este período en la historia generó un legado arquitectónico que parece omnipresente en la Ciudad de México.  

Obsesionado con la idea de embellecer la capital y elevarla a la altura de las ciudades europeas, Porfirio Díaz comisionó, impulsó e inauguró algunos de los edificios y monumentos más emblemáticos de la ciudad.

Hoy, podemos hacer un recorrido por la CDMX para admirar algunas de las joyas que nos dejó el porfiriato. ¡Descubre cuánto sabes de estos edificios y revive esta era de nuestra historia!

Palacio de Bellas Artes

Quizá el edificio más emblemático del porfiriato aunque, casualmente, fue terminado muchos años después de este período, en 1934. La construcción, interrumpida por la Revolución Mexicana, estuvo a cargo de los arquitectos Adamo Boari y Federico Mariscal. En términos de arquitectura, el edificio sintoniza con esa fascinación por lo francés que dominaba el desarrollo urbano en aquella época.

Bosque de Chapultepec

Otro legado del Centenario fue la urbanización de Chapultepec. El dictador ordenó transformar el bosque en un parque al estilo paisajista inglés para el uso de las clases más altas de la sociedad mexicana.

Palacio Postal

Otro edificio de Adamo Boari, construido entre 1902 y 1907. Sin duda, uno de los edificios más emblemáticos del Centro Histórico, con un estilo mixto que recibió una fuerte influencia del gótico veneciano. El interior es aún más espectacular que la fachada.

Edificios del Porfiriato en la CDMX

Foto: Flickr

Gran Hotel de la Ciudad de México

Comenzó a operar durante el porfiriato como el Centro Mercantil, que llegó a ser la tienda departamental más importante de Latinoamérica. El impresionante vitral de la marca Tiffany, que cubre el techo, se mantiene prácticamente intacto.

Palacio de Comunicaciones y Obras Públicas

Antes oficina de gobierno y hoy sede del Museo Nacional de Arte (MUNAL). Edificado entre 1904 y 1911, llama la atención por su fachada de cantera gris y la mezcla de los estilos neoclásico y renacentista ecléctico. Fue una obra del arquitecto Silvio Contri.

Hemiciclo a Juárez

Uno de los mucho monumentos y edificios que Porfirio Díaz comisionó para las celebraciones del Centenario de la Independencia de México. Instalado en plena Alameda Central, hoy es una de las postales más icónicas del centro de la CDMX.

Edificio París

El aspecto de este edificio, ubicado en la calle 5 de Mayo, revela la fascinación por el art decó que predominaba en aquel entonces. Entre 1909 y 1911, uno de sus salones funcionaba como cine club, en él se proyectaban las primeras películas que los mexicanos vieron.

Monumento a la Revolución

Este monumento es conocido como “el palacio que no fue”. Y es que, originalmente, se trataba de un palacio legislativo de estilo capitolio neoclásico que alojaría a ambas cámaras. El sueño de Don Porfirio se frustró con el inicio de la Revolución -con cierta ironía, la cúpula del flamante palacio se transformó en un monumento en honor de este movimiento armado.

Monumento a la Independencia

Mejor conocido como “El Ángel”, esta obra estuvo a cargo de Antonio Rivas Mercado y el escultor italiano Enrique Alciati. Díaz alcanzó a inaugurar el emblemático monumento en 1910, durante las celebraciones del Centenario de la Independencia, en la recta final de su gobierno.

Edificios del Porfiriato en la CDMX

Foto: Flickr

No volverás a ver estos edificios, monumentos y parques de la misma forma. El porfiriato fue una etapa en la historia que moldeó visualmente al país y a la CDMX. Sería difícil refutar que esta transformación fue positiva.

La próxima vez que estés de visita en la capital, búscanos en City Centro CDMX, el mejor lugar para hospedarte si piensas hacer un recorrido como este.

También te puede interesar:

Los edificios esenciales del Centro Histórico de la CDMX, una guía rápida

Regresa a la Mérida del Porfiriato con este recorrido por el Paseo de Montejo

Restaurantes antiguos de la CDMX que te harán viajar en el tiempo

Lo que el porfiriato nos dejó: un recorrido por la CDMX