Conoce a Gilberto Ortiz, el sastre mixteco que le ha dado la vuelta al mundo

Gilberto Ortiz sastre mexicano

Gilberto Ortiz es considerado uno de los tres mejores sastres del mundo. Es mexicano, de origen mixteco, y esta es la historia de cómo pasó de ser un aprendiz a un maestro, reconocido a nivel internacional.

Nació en San Andrés Lagunas, Oaxaca, en el seno de una familia de agricultores. Su padre le enseñó las lecciones más importantes: disciplina y ética laboral. Solía despertarlo muy temprano en la mañana para que lo acompañara a arar la tierra antes de ir a la escuela.

Cuando apenas tenía 12 años, Ortiz se vio obligado a abandonar su pueblo y recaló en la Ciudad de México. Sus primeros días ahí fueron difíciles, durmiendo en puentes y sin poder bañarse o cambiarse.

Al pequeño Gilberto le llamaba  mucho la atención la elegancia con la que la gente vestía en aquella época (1965). Comenzó a husmear en los talleres de joyería y sastrería del centro, pero lo corrían de todos. Solo un maestro sastre lo aceptó y le dio trabajo: el alemán José Schroeder, quien había confeccionado trajes para el mismísimo Hitler.

Gilberto-Ortiz-sastre

Foto: altitud.com.mx

Luego de aprender los secretos de la sastrería, Ortiz trabajó durante 20 años como maestro sastre en distintas boutiques, antes de independizarse y abrir su propio taller en 1990. Gracias a sus muchos clientes satisfechos, se le abrieron las puertas para vestir a empresarios, artistas, personalidades de los medios y políticos -incluyendo a un expresidente cuyo nombre prefiere no mencionar.

Tras muchos años de reconocimiento por su trabajo, en 2012 fue invitado por la empresa de telas finas Scabal a una competencia mundial de sastres en Londres, en la cual participaron 50 sastres de 36 países. Ortiz fue elegido como uno de los tres mejores sastres del planeta, junto a Richard Anderson, quien viste a la Reina Isabel, y el italiano Corneliani.

Gilberto-Ortiz-sastre

Foto: mexicanochingon.com

En aquel viaje, Gilberto tuvo la oportunidad de visitar Italia, en donde piensa abrir su próxima boutique. A sus 64 años, también tiene planes de abrir boutiques en Argentina, Perú y México.

Gilberto Ortiz es un ejemplo de la capacidad y el talento de los mexicanos. Sus logros son un reflejo y una consecuencia del inquebrantable espíritu que nos caracteriza. Su historia, una verdadera inspiración.

También te puede interesar:

Voz mixe de encanto: María Reyna conquista la ópera

Orgullo Mexicano: la indígena mixe que estudia un doctorado en Holanda

Flor Labana, la mexicana que conquistó Australia con chilaquiles

Conoce a Gilberto Ortiz, el sastre mixteco que le ha dado la vuelta al mundo