El Gran Camino Blanco: carretera maya de más de mil años

el gran camino blanco carretera maya

Yucatán es un lugar lleno de naturaleza e historia que con los años nos ha seguido revelando sus más profundos secretos. Entre sus tupidas selvas se concentran sitios arquitectónicos como Uxmal, Chichén Itzá y Ek Balam, donde encontramos impresionantes pirámides y palacios. Pero, ¿alguna vez te has preguntado cómo se conectaban estas ciudades? 

Los pueblos mayas construyeron extensas carreteras conocidas como sacbes o caminos blancos, que les permitían ir de un asentamiento a otro como lo hacemos hoy en día. Su función principal era comercial, aunque también tenían fines sociales, políticos y religiosos, al servir como rutas de peregrinación hacia los templos. 

Uno de los sacbes de mayor extensión encontrado hasta el momento es el conocido como El Gran Camino Blanco. En su tiempo unía las ciudades de Yaxuná y Cobá, aunque, debido a los últimos descubrimientos, es posible que estuviera conectado con muchas otras comunidades. 

¿Cuáles fueron los últimos hallazgos?

gran camino blanco carretera maya

Foto: Shutterstock

En los descubrimientos de 1930, se consideró que El Gran Camino tenía una extensión de 100 km de largo y que solo conectaba a las ciudades de Yaxuná y Cobá; sin embargo, un grupo arqueológico de la Universidad de Miami descubrió, con la tecnología LIDAR para observar a través de la extensa vegetación, que El Gran Camino Blanco está conformado por varias bifurcaciones. 

Debido a las recientes investigaciones, se cree que El Gran Camino Blanco fue construido por la princesa K'awiil Ajaw de Cobá, quien, alrededor del año 600 d.C, llevó a la ciudad a su máxima expansión, centralizando el poder económico y político de la región. Para ello, diseñó esta gran vía, la cual le permitía estar conectada con los pueblos más cercanos para llevar su dominio.

Una de las desviaciones reveladas lleva a Chichén Itzá, por lo que se considera que uno de los propósitos de K'awiil Ajaw era detener el crecimiento de este futuro imperio. De hecho, el actual yacimiento arqueológico, tiene representaciones de esta imponente princesa y guerrera, quien dejó el Gran Camino Blanco como muestra de su poderío. 

Ahora bien, seguramente te estás preguntando cómo es que los mayas llevaron a cabo tal ingeniería. Pues, al igual que el resto de los sacbé o caminos, El Gran Camino Blanco está hecho con piedra caliza, material común en la Península. La tecnología permitió descubrir que su brillo era tan intenso, que alumbraba la "carretera" durante la noche entre la densa vegetación. 

gran camino blanco maya

Foto: Shutterstock

También se reveló que su ancho es de aproximadamente de 8 metros, lo que seguramente facilitaba el desplazamiento de grandes grupos; y que, a pesar de estar hecho sobre un terreno irregular, El Gran Camino Blanco tiene una superficie plana. Esto se logró colocando pequeñas piedras calizas al centro y otras más grandes en los extremos, para después pavimentar con cal, agua y polvo blanco, proveniente del mismo material. 

Si te gustan las experiencias místicas, entonces no dejes de visitar Cobá. El Gran Camino desatará tu imaginación, transportándote hacia la vida de las culturas antiguas. Además, si quieres deslumbrarte con otros vestigios, City Express cuenta con hoteles en Playa de Carmen, Cancún y Chetumal, así como Mérida, desde donde podrás dirigirte a Tulum, Dzibanché, Kohunlich o Muyil. El trayecto puede variar entre 1 y 3 horas, según el sitio arqueológico de tu elección. 

 Fuentes: 

  1. yucatantoday.com
  2. ancient-origins.es
  3. bbc.com
  4. inah.gob.mx
  5. unotv.com
  6. ancient-origins.es

El Gran Camino Blanco: carretera maya de más de mil años