Historia del taco, dónde nació el platillo favorito de los mexicanos

historia del taco

En México, cualquier platillo se puede convertir en taco. Desde unos frijolitos de olla hasta un guisado más elaborado, para los mexicanos no hay desayuno, comida o cena que no se acompañe con una tortilla.

Aquí te contamos un poco sobre la historia del taco para que conozcas de dónde nació el platillo favorito de los mexicanos.

¿Los olmecas tuvieron algo que ver?

Los orígenes del taco son inciertos, pero la aparición de su ingrediente principal nos puede dar una pista. De acuerdo con algunas investigaciones, los olmecas fueron la primera cultura mesoamericana en producir maíz nixtamalizado. 

Gracias a la nixtamalización, surgieron las tortillas y, en consecuencia, podríamos decir que nació el taco. Aunque se ha comprobado la influencia de la cultura olmeca en muchos sitios arqueológicos de México, el origen del taco sigue siendo un misterio.

historia del taco

Foto: revistaenviva.com

Lo que sí es un hecho es que este platillo fue parte de la dieta diaria de nuestros antepasados en la época prehispánica. En sus crónicas, Bernal Díaz del Castillo relata cómo los pobladores comían los guisados con tortillas. De acuerdo con él, se realizó una taquiza en honor a Hernán Cortés en Coyoacán. Según el relato, en el banquete se sirvió carne de cerdo ―animal que trajeron desde España―, la cual fue enrollada en tacos.

El taco no siempre fue tan amado 

En dos momentos de la historia de México, el taco pasó de ser un manjar a “comida non grata”. Durante el virreinato, este platillo fue considerado un alimento de valor mínimo. Los españoles degradaron y trataron de erradicar los valores culturales indígenas, incluida la gastronomía.

A pesar de esto, los sabores prehispánicos sobrevivieron a estas imposiciones y aún viven en las cocinas de México. Los tacos se siguieron consumiendo por todo el país y prosperaron en puestos callejeros. Para cuando el Porfiriato se estableció, de nuevo sufrieron un revés. El afrancesamiento de la sociedad mexicana fue inevitable.

Las cocinas fueron las primeras en caer ante los sabores y métodos de la gastronomía francesa. Los tacos, de nuevo, fueron menospreciados y considerados de mal gusto. Afortunadamente, la Revolución le hizo justicia a este platillo. Durante esta época, los soldados, soldaderas y jefes revolucionarios caían rendidos ante él.

El taco era un alimento práctico y fácil de preparar en las jornadas a lo largo del país. Gracias a esto, las taquerías callejeras tuvieron un nuevo aire y el platillo resurgió. 

historia del taco

Foto: chilango.com

¿Y los tacos de canasta, pastor y otros?

Se cuenta que, durante la época revolucionaria, el taco acorazado ―tortilla con cama de arroz rojo y un guisado― surgió en Cuautla, Morelos. Desde ahí, su fama lo llevó a varias partes del país.

Hacia 1950, en San Vicente Xiloxochita, Tlaxcala, los pobladores crearon los famosos tacos de canasta. Desde entonces, este poblado ha sido el lugar al que llegan desde temprano cientos de vendedores para llevarlos a las zonas aledañas. Incluso, algunos que encontramos en la CDMX son traídos desde aquí.

Los famosos tacos al pastor tuvieron su origen en Puebla. Como cuenta la historia, aquí los inmigrantes libaneses modificaron la receta del shawarma y la convirtieron en el manjar que conocemos hoy.

A lo largo y ancho del país, cada quien ha hecho su versión del taco con los ingredientes que tiene a la mano. No importa si es un taco gobernador, placero o de cochinita pibil, este platillo tiene un lugar especial en el corazón de los mexicanos.

También puede interesarte:

7 ciudades que llevarás en el corazón por su gastronomía

10 quesos mexicanos

Geografía del taco en México: de norte a sur, dónde comer los mejores

Historia del taco, dónde nació el platillo favorito de los mexicanos