Cereal milenario: el maíz a través de nuestra historia

Posted in:
Historia Maiz

El maíz es uno de los grandes protagonistas en la historia de México. Este cereal milenario está entretejido en nuestro pasado como el gran hilo conductor que lo une todo.

El maíz aparece en los mitos y leyendas de la creación de nuestros antepasados. Para los pueblos prehispánicos, era sinónimo de vida y fuente de veneración. Se entiende que, para ellos, el maíz siempre haya estado ahí, en el centro de todo. Y es que el grano milagroso los antecede a todos.

historia del maíz

Foto: flickr.com

Gracias a los descubrimientos del arqueólogo Richard Mac Neish en Tehuacán, sabemos que la domesticación del teocintle data, al menos, del año 5,000 A.C. Esta especie es el antepasado directo del maíz, el cual se originó como resultado de muchos años de selección genética guiada por la mano del hombre.

Es por eso que el maíz no crece en estado salvaje -necesita a la humanidad tanto como la humanidad a él. Gracias a que lograron cultivarlo, las primeras culturas de Mesoamérica pudieron florecer y transformarse en prósperas civilizaciones, lo cual explica la importancia que se le daba.

El maíz aparece en códices, esculturas, fachadas. Era el motivo principal de ceremonias y festividades. Había decenas de deidades que representaban al maíz.

historia del maíz

Foto: codexvirtual.com

Como el trigo en Europa o el arroz en Asia, el maíz se convirtió en la base de la alimentación en América. Los pueblos que habitaban el territorio de México, de los mexicas a los purépechas, todos lo incorporaron a sus platillos.

Después de la Conquista, el maíz viajó al resto del mundo e infiltró las tradiciones culinarias de cada lugar a donde llegó. Tan es así que, actualmente, es el cereal de mayor producción en el mundo.

En México, el maíz nunca abandonó su posición en la cultura. Sobreviviente del brutal mestizaje y de la modernidad, sigue siendo la principal fuente de calorías para la enorme mayoría de mexicanos.

El maíz no solo es el ingrediente principal de todos nuestros antojitos, del tlacoyo a la gordita, pasando por el tamal, el sope, el taco, la enchilada y muchos más. También es la base de bebidas como el pozol, el tepache o el atole.

Han pasado miles de años desde que comenzó la relación de simbiosis entre el maíz y el hombre, pero el lazo es tan fuerte como siempre. La historia del maíz y su importancia cultural y gastronómica es la herencia más persistente de nuestros antepasados.

También te puede interesar:

Descubre el placer del tepache, el vino de nuestros antepasados

La historia del jarabe tapatío: orgullo regional de México

El lado exótico de las tradiciones religiosas en México

Cereal milenario: el maíz a través de nuestra historia