La ruta definitiva por los Altos de Jalisco

Posted in:
Post at: 2 años
Ruta por los Altos de Jalisco

En los Altos de Jalisco, en el extremo noreste del estado, el tiempo no ha transcurrido con tanta rapidez. Si existe un lugar en donde aún se puede experimentar la vida de los antiguos pueblos mexicanos, es este.

Viajar a los Altos es similar a embarcarse en una máquina del tiempo y regresar al México de hace un par de siglos. La vida sencilla, la amabilidad vecinal, los tesoros gastronómicos y las imponentes construcciones coloniales contribuyen a esta sensación.

Divididos en dos regiones, norte y sur, los pueblos de los Altos comparten algunas características:

  • Los habitantes son descendientes de labriegos y artesanos asturianos, gallegos y andaluces que se asentaron en la zona.

  • Toda la región es considerada la cuna de tradiciones mexicanas representativas como la charrería y el cultivo de agave para la producción de tequila.

  • En cada uno de los pueblos hay impresionantes santuarios religiosos, reflejo de la devoción de sus habitantes.

Sería imposible tratar de recorrer todos los pueblos de los Altos de Jalisco en un solo viaje, pero hicimos una ruta definitiva para introducirte a esta mágica región del occidente del país. Si nunca has ido, puedes comenzar por estos lugares.

1. Tepatitlán

El recorrido comienza en este pueblo de la región sur, conocido como “la capital de los Altos”. Caminar por sus calles es un verdadero goce, partiendo del magnífico kiosco de herrería ornamental en la Plaza de Armas y a través de los edificios de estilo afrancesado.

Aquí es indispensable una visita a la Parroquia de San Francisco y al Santuario del Señor de la Misericordia, una iglesia de estilo neoclásico y cantera rosa. Si te gustan los museos pequeños, te sugerimos darte una vuelta por el encantador Museo de la Ciudad y el Museo del Cactus, que resguarda más de 150 especies de esta familia de plantas.

Foto: José Eugenio Gómez Rodríguez

2. Arandas

A este pueblo de los Altos de Jalisco se le llama cariñosamente “Parrandas”. Y es que la fiesta y el tequila, tan inseparables como las familias que lo habitan, son la norma aquí.

El Templo de San José Obrero, con su campana gigante, es una parada obligada. También es necesaria una escala en alguno de los muchos puestos de tacos -los mejores, según presumen los locales, de todo Jalisco. Por las noches, suele haber música tradicional en vivo en el Parque Hidalgo, ¡el ambiente es genial!

Foto: Emir Blav

En los alrededores de Arandas están también El Alteño, una pequeña productora de tequila artesanal y la histórica Hacienda de Santa María del Nopal. Si te da tiempo de visitar, valen mucho la pena.

3. Jalostotitlán 

Seguimos el recorrido hacia el norte con este encantador pueblo lleno de historia. Los Altos fueron escenario de algunos de los episodios más cruentos de la llamada Guerra de los Cristeros, como la quema del archivo municipal de Jalostitlán a mano de estos soldados religiosos -visita la presidencia municipal para conocer más.

Las dos iglesias que no te puedes perder son: la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción y el Templo del Sagrado Corazón de Jesús. Si tienes oportunidad de visitar en domingo, date una vuelta por la Plaza de Armas en la tarde para observar el ritual de las mujeres del pueblo caminando en círculos -como en los viejos tiempos- en espera de que un pretendiente se les acerque.

Foto: Mauricio Perez

4. San Juan de los Lagos

Ya en los Altos norte se encuentra este pueblo, famoso por ser un verdadero epicentro del turismo religioso. Aquí no se terminan las iglesias antiguas, enormes e impresionantes.

Sugerimos comenzar el recorrido con la Catedral Basílica Santuario de la Virgen de San Juan de los Lagos, un edificio del siglo XVIII que resguarda nada menos que seis cuadros de Rubens en su interior.

Foto: COCUFEST

Otros santuarios que tienes que conocer aquí son: el Templo del Calvario, edificado con la característica cantera rosa; la Parroquia de San Juan Bautista, la más antigua de todas; el Templo de la Sagrada Familia, un impecable edificio de estilo neoclásico y la Parroquia de la Sangre de Cristo.

5. Lagos de Moreno

La última parada en nuestra ruta por los Altos de Jalisco es este lugar de casonas, templos y parroquias tan antiguas como el catolicismo en México.

Lagos de Moreno es cuna de poetas, historiadores, artistas y hasta personajes de la Independencia como el insurgente Pedro Moreno. El antiguo convento de Capuchinas, la Residencia del Conde de Rul, el Templo El Calvario y el Templo de la Merced son algunos de los sitios de interés.

Foto: Gerardo Galíndez

Sobra belleza y falta tiempo para seguir recorriendo los Altos de Jalisco, un rincón del país en donde la globalización y los ritmos modernos no aplican en lo absoluto. A manera de introducción, te sugerimos planear un viaje que contemple estos 5 pueblos. ¡Te vas a enamorar!

City Express Tepatitlán puede ser tu base al iniciar y terminar este recorrido por los Altos de Jalisco. ¡Descansarás como rey!

La ruta definitiva por los Altos de Jalisco