La ruta del postre: un recorrido por todo México

Posted in:
postres de México

El postre es el final feliz sin el cual no podemos vivir. Nada se compara con la sensación de terminar una comida con el dulce sabor de un postre bien preparado. Y, si se trata de postres, a los mexicanos nos sobran las opciones.

Hay postres de México que parecen omnipresentes, no hay distinción regional. El arroz con leche, el flan, los ates de guayaba y membrillo, el pastel de tres leches. Todos crecimos con estos platillos, eran el momento dulce del día, la fiesta, la comida familiar o cualquiera que fuese la ocasión.

También están las golosinas mexicanas tradicionales como los merengues, las alegrías, las palanquetas o las obleas de cajeta. Estos dulces están en todas partes, hasta en las calles de las ciudades del país.

Hay postres de México que son específicos de ciertas regiones. En cierta forma, estos postres dicen algo acerca de los pueblos que los concibieron y forman parte de su identidad.

En el noroeste de México se estila la capirotada, preparada con trozos de pan deshidratado, cocidos con plátano, pasas, nueces, guayaba y cacahuates. Se cubre con un jarabe de piloncillo y queso rallado.

De Monterrey son las glorias, golosinas elaboradas con leche de cabra, miel de maíz y nueces. Desprenderlas de su inconfundible envoltorio rojo es parte de la experiencia.

Michoacán nos dio los chongos zamoranos, un postre que solo pudo haber sido concebido en México: leche cortada con pastillas de cuajo, limón, azúcar y almíbar con canela. Un platillo de curiosa textura y sabor único.  

Postres de México

Foto: viamexico.mx

Para comer una auténtica jericalla, hace falta ir a Guadalajara. Por toda la Perla Tapatía encontrarás este rico postre mexicano, estilo natilla, hecho con leche, yemas de huevo, azúcar, vainilla y canela.

En la CDMX se pintan solos para los postres ricos. El clásico de un domingo en la capital son los churros de Coyoacán, rellenos o sencillos, pero siempre acompañados de un chocolate caliente. En los hogares de la ciudad no faltan los tamales de dulce, con ese característico pigmento rosado.

Postres de México

Foto: edge-generalmills.com

En Tabasco hay deliciosos postres hechos a base de frutas cristalizadas. Quizá el más famoso sea la oreja de mico, preparado a partir de papaya. Otro postre típico de la región es el plátano macho, frito y cubierto con queso y crema.

La Península de Yucatán tiene una fijación con el pan: las bolitas de queso, la rosca brioche, el caballero pobre y los buñuelos son algunos de los postres más populares -todos los encuentras en las panaderías.  

Los sabores dulces de nuestra tierra son tantos y tan variados que haría falta un largo viaje por toda la República para siquiera tener un panorama general de los postres de México. En todas estas regiones hay un hotel City Express en donde te recibiremos con gusto.

También te puede interesar:

Por qué los mexicanos presumimos tanto nuestra gastronomía

Geografía de la torta en México, una guía definitiva

8 platillos que solo encontrarás en los mercados tradicionales de México

La ruta del postre: un recorrido por todo México