México en el espacio exterior: una breve historia

Posted in:
México en el espacio exterior: una breve historia

En junio de 2016, la Agencia Espacial Mexicana anunció que dos estudiantes mexicanos habían sido aceptados en la NASA para integrarse a distintos programas de investigación.

La noticia colocó los reflectores sobre la dependencia descentralizada, que forma parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. La pregunta que muchos se hacen es ¿para qué tener una agencia espacial? ¿No ocupa recursos que pudieran utilizarse en dar soluciones a problemas prioritarios? Este tipo de cuestionamientos son los que históricamente han coartado el desarrollo del sector espacial en el país.

Te contamos brevemente cuál ha sido la historia de México en el espacio exterior: Comisión Nacional del Espacio Exterior: el antecedente Después de los primeros lanzamientos de cohetes, impulsados por instituciones educativas como el Instituto Politécnico Nacional y la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, el presidente Adolfo López Mateos decretó la creación de la Comisión Nacional del Espacio Exterior.

La nueva dependencia impulsó la investigación en materia espacial y la creación del Departamento del Espacio Exterior en el Instituto de Geofísica de la UNAM. Entre los logros de la CONEE están la fabricación de los cohetes Mitl e importantes descubrimientos en el estudio de la alta atmósfera.

El gobierno de José López Portillo decidió desaparecer la CONEE y canceló todos los trabajos e investigaciones relacionados con el espacio exterior en 1977. El primer mexicano en el espacio Después de la desaparición de la CONEE, esfuerzos aislados mantuvieron la flama de la investigación espacial viva en el país. Un grupo de investigadores e ingenieros de la UNAM desarrollaron experimentos que luego fueron aplicados en el Transbordador Espacial de la NASA.

La industria de las telecomunicaciones impulsó el lanzamiento de los satélites Morelos en aquellos años. Rodolfo Neri Vela se convirtió en el primer astronauta mexicano al viajar al espacio exterior en 1985 para poner en órbita el satélite Morelos II.

En la década de los noventa, la UNAM creó el Programa Universitario de Investigación y Desarrollo Espacial (PUIDE) que logró poner en órbita el satélite UNAMSAT B en 1996. En estos años surgieron los primeros intentos por crear una agencia espacial nacional. Una agencia espacial para el siglo XXI En 2010, después de varios intentos fallidos, nació la Agencia Espacial Mexicana. Los ingenieros Fernando de la Peña Llaca y José Luis García García lograron darle a la propuesta de ley un enfoque autosustentable, ya que contemplaba la apertura de empresas que pudieran vender sus servicios en otros países. La iniciativa fue aprobada por la Cámara de Diputados en 2006, durante los últimos meses del gobierno de Vicente Fox, pero sería promulgada hasta el 13 de julio de 2010 por el presidente Felipe Calderón. https://www.youtube.com/watch?v=LeyPaxIluRc La noticia de los estudiantes mexicanos en la NASA es solo una muestra del trabajo que ha realizado la agencia durante sus primeros años de existencia. La dependencia estableció un convenio educativo con el órgano estadounidense gracias al cual cada vez más jóvenes mexicanos están viajando al país vecino para desarrollar su talento y adquirir conocimiento.

Lo mejor que puede aportar la Agencia Espacial Mexicana es el desarrollo de tecnología útil para mejorar la calidad de vida en el país. Esto pone en perspectiva el cuestionamiento sobre la viabilidad de una agencia espacial en un país como el nuestro. Después de todo, si recibe el apoyo necesario, la AEM tiene el potencial de impulsar la tecnología hecha en México. Sigue a la Agencia Espacial Mexicana en Facebook si te interesa conocer más y mantenerte al día con sus logros y actividades.

México en el espacio exterior: una breve historia