Mil Islas, un paraíso en Oaxaca que pocos conocen

Un exuberante paraíso flotante llamado Mil Islas en Oaxaca.

¿Huyes del ajetreo de la ciudad?, ¿te gusta el turismo ecológico? En la comunidad Cerro Quemado, dentro del municipio oaxaqueño San Pedro Ixcatlán, al suroeste de México, se encuentra un exuberante paraíso flotante llamado Mil Islas que, por estar casi escondido y ser poco explorado, es ideal para lograr una conexión más íntima con la naturaleza y disfrutar de sus bondades. 

Mil Islas Oaxaca nace en la década de los 50, tras la inundación que dio origen a la presa Miguel Alemán, provocada sobre unas 47 mil hectáreas de tierras fértiles que eran habitadas por mazatecas y chinantecas, en las que había pequeños montículos que, al no ser cubiertos en su totalidad por el agua, pasaron a convertirse en islotes. 

Mil Islas es un santuario natural, conformado por ríos, cascadas, pantanos y humedales

¿A dónde ir y qué hacer en Mil Islas Oaxaca? 

Este santuario natural, conformado por ríos, cascadas, pantanos y humedales, te ofrece varias opciones de distracción y entretenimiento, como la contemplación del paisaje y la fauna silvestre que hace vida en él, destacándose la presencia de tecolotes, armadillos y puercoespines. 

Navegando sus aguas en lancha, puedes apreciar el panorama, incluso de manera nocturna. Y si deseas ejercitarte un poco, rema en kayak y disfruta el doble beneficio. Además, Justo en todo el centro de los islotes, hay un mirador en el que obtendrás vistas impresionantes.  

A orillas de la presa está permitido pescar y hacer camping, pero si quieres más aventura, las montañas que bordean a Mil Islas son perfectas para hacer senderismo o escalada, si te cansas, opta por una cabalgata.  

Además, si no sufres de claustrofobia, podrás explorar las cavernas que allí se encuentran y descubrir lo que esconde ese mágico mundo subterráneo. Aunque el entorno natural de Mil Islas Oaxaca te cautive, no dejes de visitar las islas habitadas para que conozcas el modo de vida y la cultura de esos pueblos de origen ancestral. Su hospitalidad te hará sentir mejor que en casa. 

A orillas de la presa está permitido pescar y hacer camping

¿Cómo Llegar a Mil Islas? 

A Mil Islas se accede solo en lancha, embarcando desde Cerro Quemado o Ixcatlán. La ruta, que debe encabezar algún conocedor de la zona, para evitar encallar, es parte de la aventura que implica la travesía. Para llegar a esta comunidad mazateca puedes trasladarte del puerto de Veracruz a San Miguel Soyaltepec, o desde la ciudad de Oaxaca a San Pedro Ixcatlán.  

Saca mayor provecho a tu viaje  

Para aprovechar mejor tu viaje, procura llevar dinero en efectivo, así tendrás con qué afrontar en lo inmediato cualquier necesidad. Aunque los comercios aceptan dólares, lo mejor será disponer de pesos mexicanos. Si necesitas cambiar, hazlo en los bancos, que ofrecen una mejor tasa. 

En algunos pueblos remotos de Oaxaca la señal telefónica y de internet fallan, de modo que no dependas completamente de la tecnología. Incluye en la mochila, además de tus documentos y la cámara fotográfica, protector solar, repelente, calzado y ropa cómoda, así como medicamentos prioritarios. 

Aunque este estado mexicano cuenta con una gran variedad de hoteles, opta por hospedarte en donde te ofrezcan la mejor relación precio/calidad, y que en tiempos de post pandemia puedan garantizarte una estadía segura, como es el caso de City Express Junior Tuxtepec, primera cadena hotelera en contar con la certificación Safehotels CovidClean. 

Mil Islas Oaxaca es un destino turístico muy particular de México, que ofrece una belleza onírica y la oportunidad de sumergirte en la naturaleza, casi de forma íntima, y reencontrarte contigo mismo, no dejes de visitarlo.

Mil Islas, un paraíso en Oaxaca que pocos conocen