Oficios en peligro de extinción: el lechero

Posted in:
El lechero oficio en extincion

El lechero es un clásico de las ciudades de México en el siglo XX. Sin embargo, en décadas recientes se les ve cada vez menos en las calles, por lo que podría considerarse un oficio en peligro de extinción.

Conoce un poco más sobre la historia del oficio del lechero y su estado actual en el panorama urbano de México.

Llega el lechero, llega gritando

En estricto sentido, el oficio de lechero nunca fue necesario. Es un empleo que se creó para conveniencia y comodidad de los consumidores, que no tenían más que esperar a que llegara el lechero hasta la puerta de su casa para comprar un par de litros de leche.

El lechero se paseaba por las calles a bordo de un caballo o una bicicleta y gritaba “la lecheeeeee”. Algunos también hacían sonar una bocina o corneta. Los consumidores le entregaban los envases de vidrio vacíos y recibían la leche fresca, sin tener que ir al expendio.

oficios en extincion el lechero

Foto: pinimg.com

Era una operación comercial eficiente, sin intermediarios. Los lecheros recibían la leche directamente de las granjas productoras y los consumidores obtenían así un producto de gran calidad a muy buen precio. Quienes recuerdan esa leche, concuerdan en que sabía completamente diferente a la que se compra hoy en los supermercados.

¿El hijo del lechero?

Era muy común que los lecheros entraran a los hogares, hasta la cocina, a depositar la leche y a retirar los envases vacíos de vidrio. De esta costumbre se desprendió aquella broma que se hacía: “él es hijo del lechero”, refiriéndose a que los lecheros se enredaban con las amas de casa o las empleadas domésticas una vez dentro de la casa.

Si esto era algo que sucedía con frecuencia o no, es imposible saberlo. En todo caso, es un reflejo de la confianza que existía en aquel entonces, ya que sería difícil pensar en una interacción así en nuestros tiempos, en los que no solemos dejar entrar a extraños a la casa.

Entre la nostalgia y la supervivencia

Las primeras grandes compañías productoras de leche comenzaron a abrir a mediados del siglo XX y cambiaron para siempre la economía de los lecheros. La gente se acostumbró a comprar su leche en las tiendas de abarrotes y los supermercados, junto con el resto de la despensa. Estas compañías tenían la ventaja de poder distribuir a todas las tiendas del país.

Es por eso que cada vez se ven menos lecheros en la calle, aunque aún existen, sobre todo en la Ciudad de México. Los pocos que quedan viven entre la nostalgia de la época dorada y la supervivencia, ya que actualmente no es tan fácil tener una vida digna si se trabaja exclusivamente como lechero.

historia de los lecheros

Foto: foro-mexico.com

Tal vez la parte más triste de esta tendencia es que se podría perder un trocito más de interacción humana en las ciudades. Si la gente ya no está dispuesta a esperar al lechero, saludarlo amablemente –y quizá hasta compartir un chisme con él–, no pasará mucho tiempo antes de que este oficio tradicional de México desaparezca para siempre.

También te puede interesar:   

Oficios en peligro de extinción: el panadero en bicicleta

Oficios tradicionales que amamos: los camoteros y su inconfundible silbido

Oficios en peligro de extinción: el merenguero y su incansable recorrido

Oficios en peligro de extinción: el lechero