Oficios en peligro de extinción: los boleros

Posted in:
Boleros, oficio en peligro de extinción

Durante muchas décadas, los boleros han hecho felices a los transeúntes que siempre van luciendo zapatos limpios y llenos de brillo. Pero, a lo largo y ancho del país, este oficio, que casi se ha convertido en una estampa tradicional mexicana, parece estar enfrentando el peligro de la extinción.

Conoce más sobre este oficio tradicional, su historia y la situación por la que atraviesa en la actualidad.

¿De dónde vienen los boleros?

Los limpiabotas, como se conoce formalmente a los boleros, aparecieron por primera vez en las ciudades del Reino Unido durante el siglo XIX. Se dedicaban a lustrar con pañuelos y cera o linóleo.

El oficio nació en respuesta a la popularidad de los zapatos de cuero, una prenda que era utilizada por prácticamente la totalidad de los hombres adultos de las ciudades del mundo occidental. Fue hasta principios del siglo XX que surgió como producto comercial el betún para calzado, que es lo que se utiliza actualmente para dar lustre a los zapatos.

boleros oficio en peligro de extinción

Foto: Shutterstock

¿Qué es lo que hace un bolero?

Por lo general, el método del bolero es el siguiente. Primero, le da a los zapatos una pasada con el cepillo de crin, que ayuda a eliminar el polvo. Después, aplica con una brocha la cera de abeja, que después retira con la ayuda de un pañuelo. Luego, otra pasada con el cepillo.

A partir de ahí, muchos boletos aplican también un poco de aguarrás para limpiar impurezas en el cuero. Con ayuda de una brocha, aplica el betún, negro o café, según corresponda. Otra pasada más con el cepillo y, por último, una buena tallada con el pañuelo.

Los boleros en el siglo XXI

Los boleros, al igual que sus clientes, han disminuido en el siglo XXI. Muchos boleros coinciden en que fue en la transición de la década de los ochenta a la de los noventa cuando las cosas comenzaron a cambiar radicalmente.

boleros, oficio en peligro de extinción

Foto: Shutterstock

Algunos se lo atribuyen a la disminución del uso del zapato de cuero. Incluso en el ámbito profesional, los tenis y otros tipos de calzado deportivo son los más utilizados en la actualidad. Es posible que también tenga que ver el hecho de que los ritmos de la ciudad han cambiado –no mucha gente está dispuesta a tomarse el tiempo que se requiere para lustrar sus zapatos.

Lo cierto es que cada vez se ven menos boleros en las calles, los parques y las plazas de México. Algunos de ellos se aferran a la idea de que, mientras haya zapatos, habrá boleros. Y es que, por mejores intenciones que tengas, tus zapatos nunca lucirán más limpios y radiantes que después de una buena boleada.

Recuerda esto la próxima vez que veas a uno de ellos, listo para ofrecer sus valiosos servicios.

También te puede interesar:  

El organillero de la CDMX: un artista en peligro de extinción

Oficios tradicionales que amamos: los camoteros y su inconfundible silbido

Tradiciones mexicanas: el viaje de los juguetes artesanales

Oficios en peligro de extinción: los boleros