Orgullo Mexicano: Roberto Alvarado fabrica lentes con PET reciclado

Posted in:
lentes de PET reciclado

En la familia de Roberto Alvarado Yáñez, todos son optometristas, pero él es el primero en crear lentes de PET reciclado para los menos privilegiados en México.

En nuestro mundo occidental, cuando tenemos problemas de la vista, acudimos a un oftalmólogo, compramos unos lentes y listo. Pero para muchas comunidades indígenas en México, este procedimiento es totalmente inaccesible.

A diferencia de la mayoría de los miembros de su familia, Roberto Alvarado decidió estudiar la licenciatura en Administración de Negocios en la Universidad Tecnológica de México (Unitec). Sin embargo, no se alejaría demasiado del oficio familiar.

La historia de Grupo Óptico ICH -vocablo maya que significa “visión”- comienza con una visita de Alvarado a varias comunidades indígenas de Oaxaca, en donde constató que muchas personas sufrían algún tipo de ametropía (defecto o condición de la vista) y no habían sido diagnosticadas. Además, la gran mayoría no tenía recursos suficientes para adquirir armazones de calidad o pagar los exámenes de la vista.

lentes de PET reciclado

Foto: grupoich.mx

Los primeros lentes que Roberto fabricó fueron resultado de un trabajo completamente artesanal. Él mismo recolectó y trituró las botellas de tereftalato de polietileno (PET) y utilizó moldes de madera para formar los armazones. Los 15 lentes al mes que producía no eran de muy buena calidad, pero eran más que suficientes para cubrir las necesidades de la gente.

El apoyo fue llegando. Chivas Regal y Petróleos Mexicanos invirtieron en el proyecto de Alvarado y compañía, lo cual le permitió adquirir un molde de acero y sustituir la recolección de botellas por la compra de pellet (bolitas de PET reciclado). Actualmente, los lentes tienen un costo de $500 pesos, mucho más baratos que las opciones en el mercado de calidad similar.

lentes de PET reciclado

Foto: tecreview

Pero ICH no es solo una empresa que vende lentes sustentables. Las experiencias de Roberto en Oaxaca se reflejan en la labor social que realiza a través de su startup. Entre el 5 y el 20% de las ganancias son destinadas a campañas en las que recorren comunidades indígenas, realizan exámenes de la vista gratuitos y regalan lentes a las personas más afectadas.

Desde que inició con este trabajo en 2012, Grupo Óptico ICH ha beneficiado a un promedio de 2 mil personas al mes en comunidades de Oaxaca, Veracruz e Iztapalapa. El objetivo a corto plazo es aumentar esa cifra y expandir la zona de influencia. A largo plazo, Alvarado busca cambiar la visión de al menos 10 millones de personas en todo el mundo, al tiempo que reutiliza un material contaminante que tarda siglos en degradarse.

También te puede interesar:

Orgullo Mexicano: investigadores transforman microalgas en biodiesel

Orgullo Mexicano: Julián Ríos y el brasier que detecta el cáncer de mama

8 razones para estar orgullosos de ser mexicanos

Orgullo Mexicano: Roberto Alvarado fabrica lentes con PET reciclado