Piñatero: un oficio de tradición colonial que sobrevive hasta hoy

Posted in:
Post at: 5 días
piñateros oficio historia

Por más de 400 años, las piñatas han llenado las fiestas de diversión y dulces. Sus formas únicas, colores brillantes y llamativas texturas, hacen de las piñatas una de las cosas que más se conocen de nuestro país en el mundo. 

Pero ¿cómo comenzó este oficio? Sigue leyendo y descubre la historia del oficio de piñatero que encierra una maravillosa tradición.

piñas oficio historia

https://www.mexicodesconocido.com.mx/significado-las-pinatas.html

Inicio de una tradición

La llegada de los españoles trajo a México un sinfín de nuevas fiestas y celebraciones, que poco a poco se fueron mezclando con las propias de esta tierra. Una de ellas fue la incorporación de las posadas y, junto con ellas, las piñatas.

Este sincretismo tuvo un buen pretexto, ya que tanto aztecas como mayas acostumbraban algo similar a las piñatas, pues colgaban botines contenidos en ollas de barro adornadas con plumas a postes altos y, con los ojos vendados, trataban de romperlas para celebrar acontecimientos especiales relacionados a sus dioses.

Este proceso de conquista espiritual requirió a los predicadores observación para poder incluir en esta práctica nativa las enseñanzas cristianas. De este modo, lograron añadir a la olla original elementos simbólicos que permitieran entrelazar significados y así acelerar el proceso de evangelización de los pueblos.

Para ello era indispensable contar con las piñatas, lo que provocó el surgimiento de  especialistas en su elaboración. Esto dio origen a un oficio que esconde el arte y el talento de cientos de generaciones.

piñatas oficio historia

Foto: tribunacampeche

Artesanos en el tiempo

Los modelos originales fueron casi siempre estrellas con centro de barro, tal como lo hacían los conquistadores o los indígenas respectivamente. Más tarde los piñateros incluyeron en la elaboración de la olla un poco de yeso para hacerla más fácil de romper y menos peligrosa al caer sobre los convidados. 

Ahora se pueden encontrar incluso las que ya no contienen una olla, sino que son elaboradas a partir de cartulina, engrudo y papel periódico, lo que permite que los niños las rompan con las manos, como sucede en algunas partes del sureste mexicano.

La versatilidad de las piñatas y la alegría que brindan ha permitido que este oficio pase de mano en mano a través de cientos de generaciones, pues genera grupos durante su proceso de hechura, lo que hace más fácil el involucramiento de diversos miembros de la familia.

Existen algunas casas piñateras que tienen cientos de años vendiéndolas, incluso algunos mercados se han vuelto las zonas preferidas para encontrarlas y también a su contenido, ya sea que se trate de fruta, dulces o una mezcla de ambos, por ejemplo el Mercado de la Merced en la Ciudad de México.

En la actualidad, las piñatas tienen distintas formas, colores, tamaños y materiales de elaboración, pero siguen llenando de alegría cada fiesta en la que están presentes

Si viajas por México o incluso si vas al extranjero y observas una de estas piezas, puedes estar seguro que la diversión está a solo unos cuantos golpes de distancia.

También te puede interesar: 

Vendedor de lotería: el oficio mexicano con suerte

Acolman: El origen de las piñatas de navidad

Las posadas, una tradición que perdura en México

Piñatero: un oficio de tradición colonial que sobrevive hasta hoy