Al rescate de nuestras plantas medicinales en la Huasteca Potosina

Posted in:
Plantas medicinales en la Huasteca Potosina

El verdadero poder curativo de las plantas es desconocido para la mayoría de nosotros. Acostumbrado a consultar siempre al médico, el ser humano moderno ha olvidado la sabiduría ancestral que se esconde en ellas.

Plantas medicinales en la Huasteca Potosia

Foto: Castillo de la Salud

En la Huasteca Potosina, un hombre dedicó su vida al estudio, cultivo y aplicación de las plantas medicinales de México. Su pasión por el tema era tal, que construyó un castillo entero para cultivar estas plantas, aprovechar sus propiedades curativas y atender a miles de pacientes.

Domingo Ramón Guadalupe, conocido por todos como Beto Ramón, fue un médico naturista en el poblado de Aguacatitla, municipio de Axtla de Terrazas, San Luis Potosí. Su práctica, fama y excentricidades lo han elevado a la categoría de leyenda.

Plantas medicinales en la Huasteca Potosia

Foto: betoramon.mx

El Castillo de la Salud, se mantiene como un inverosímil y colorido paisaje que asoma entre la vegetación selvática de la Huasteca.

Los más veteranos del pueblo cuentan que, cuando comenzó a dar consultas, Beto Ramón no cobraba por ellas. Incluso, en los años de mayor auge, cobraba cinco pesos por persona.

La gente esperaba durante horas y días enteros para verlo. Llegaban pacientes del pueblo, de todo México y hasta del extranjero. Una de las historias que se cuentan es que, secretamente, era el médico de cabecera del presidente Adolfo López Mateos.

Con el tiempo, Beto Ramón pudo construir un complejo enorme dedicado a la herbolaria, la botánica y la medicina tradicional. El Castillo de la Salud, como él lo llamó, se mantiene como un inverosímil y colorido paisaje que asoma entre la vegetación selvática de la Huasteca.

El “castillo” está dividido en varias secciones y edificios temáticos, los cuales revelan la extraña combinación de medicina naturista, tradición indígena y cristianismo que constituía el mundo de Beto Ramón: el Ojo de Dios, la Torre de Babel, el Arca de Noé, la Casa del Venado, el Libro de las Sagradas Escrituras, el Árbol del Corazón.

Plantas medicinales en la Huasteca Potosia

Foto: Lucy Nieto

También está la Farmacia Viviente, un jardín repleto de plantas catalogadas por sus propiedades para sanar diversos padecimientos.

La Iglesia del Señor de la Salud es una iglesia católica real en la cual don Beto, un hombre polifacético, solía oficiar misas.

Plantas medicinales en la Huasteca Potosia

Foto: Castillo de la Salud

Tal fue la popularidad del hombre que hasta fue presidente municipal de Axtla, puesto que dejó antes de terminar el período -en un intento por distanciarse de las controversias políticas que le rodeaban-.

Aunque mezclada con aspectos netamente religiosos, la medicina basada en conocimientos de herbolaria que practicaba Beto Ramón era reconocida entre los pacientes por su efectividad. Hasta le fecha, pacientes y peregrinos de la medicina naturista siguen llegando al Castillo de la Salud en busca de la sabiduría acumulada por don Beto y su familia.

Plantas medicinales en la Huasteca Potosia

Foto: Lucy Nieto

El legado de este fascinante personaje es la tremenda cantidad de plantas medicinales originarias de México que logró estudiar, catalogar y transformar en medicamentos. Beto Ramón S.A. de C.V., la empresa a través de la cual sus hijos continúan con su trabajo, fabrica una línea naturista que combina tratamientos medicinales con dichos ingredientes botánicos.

Plantas medicinales en la Huasteca Potosia

Foto: huaxteca.com

El Castillo de la Salud de la Huasteca mantiene sus puertas abiertas para los pacientes -y también los curiosos- que quieran conocerlo. Inscrito en el interior se puede leer el lema que Beto Ramón pregonó hasta el día de su muerte en 2004: “No es magia, es sabiduría náhuatl”.

Herbolaria Huasteca Potosina

Foto: Lucy Nieto

Al rescate de nuestras plantas medicinales en la Huasteca Potosina