Revive la gloria del Imperio Totonaca en El Tajín

Posted in:
Revive la gloria del Imperio Totonaca en El Tajín

Los totonacas fueron una civilización mesoamericana que floreció en el primer milenio de nuestra era en lo que hoy es Veracruz. Llegaron a ser un vasto imperio cuya capital, El Tajín, permanece en ruinas como un poderoso testigo de sus años de gloria. Un antiguo imperio mesoamericano La cultura totonaca aparece en los registros históricos desde el inicio del Período Clásico Mesoamericano, en el primer siglo de nuestra era. Sin embargo, fue hasta el Clásico Tardío, a partir del año 800 D.C., cuando alcanzó su máximo apogeo. En su momento de esplendor, los totonacas gobernaban un extenso territorio y habitaban tres grandes capitales: El Tajín, Papantla y Cempoala. Al inicio del Posclásico, los totonacas fueron sometidos por los zapotecas. Algunos años más tarde, fueron los mexicas quienes los anexaron a su gran imperio. Cuando, en 1519, la expedición de Hernán Cortés llegó a la costa de Veracruz, los pueblos totonacas se reunieron en una gran convención y tomaron la decisión de unirse a los españoles en la conquista de Tenochtitlan. Aportaron 1,500 hombres al ejército de Cortés y firmaron uno de los episodios claves de la conquista. Entre dos eras La arquitectura de El Tajín es una mezcla de las influencias que recibió la ciudad de otros centros ceremoniales a través del tiempo. Los edificios más antiguos de la ciudad tienen una marcada influencia de Teotihuacan, la gran capital del centro de México durante el Clásico. Los edificios de la transición al Posclásico, en cambio, están más basados en las construcciones de Tula. Las grecas son el rasgo inconfundible de los edificios del Tajín. Utilizadas en diferentes posiciones y en casi todas las construcciones, esta forma dominaba el paisaje urbano de la antigua capital totonaca. La Pirámide de los Nichos, el edificio más llamativo de la ciudad, es un testimonio de la prosperidad y conocimiento que acumularon los totonacas. Edificada con conceptos astronómicos -cada una de las “ventanas” representa a un día del año-, es un reflejo de la pericia ingenieril y el sentido de belleza de este pueblo extinto. La zona arqueológica El Tajín fue nombrada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1992. Ubicada a 9 kilómetros de Papantla, al norte de Veracruz, es una excelente destino para visitar en Semana Santa.

Revive la gloria del Imperio Totonaca en El Tajín