Los secretos que nunca supiste de la Catedral Metropolitana

Posted in:
secretos Catedral Metropolitana

Cada edificio antiguo tiene sus propios secretos e historias -la Catedral Metropolitana de la CDMX no es la excepción.

Con 200 años de haber sido inaugurada, más otros 246 que tardó la construcción, el edificio más emblemático del Centro Histórico tiene casi medio milenio de existencia. A esos años habría que agregarles los siglos de civilización prehispánica que precedieron a la catedral y tenemos la receta ideal para una construcción repleta de historias y leyendas.

Te contamos los secretos de la Catedral Metropolitana que nunca supiste. Hará que tu próxima visita al Zócalo sea especial.

Siglos de historia bajo tus pies

En los niveles subterráneos de la catedral hay siglos de historia acumulados en la forma de tumbas, pirámides en ruinas o azulejos del siglo XVII.

Restos del templo de Tonatiuh, el dios mexica del sol, permanecen cerrados al público porque no hay forma de garantizar un acceso seguro al sitio.

Foto: pbs.twimg.com

La Cripta de los Arzobispos es uno de esos lugares difíciles de creer. En una cámara iluminada con luz tenue yacen los restos de fray Juan de Zumárraga, primer obispo de México -recibió el nombramiento en 1528.

Frente al monumento que los resguarda, hay un muro repleto de urnas con los restos de todos los demás arzobispos en la historia de México. En el centro, una extraordinaria muestra de sincretismo religioso: un Cristo crucificado se levanta por encima de un altar de sacrificios humanos original, que se encontraba en los alrededores del predio.

Foto: mxcity.mx

Mucho se ha hablado y escrito acerca de túneles subterráneos que conectan a la catedral con sitios como el Templo Mayor o incluso Tlatelolco. Aunque algunos historiadores han negado la existencia de esos túneles, no dejan de emerger testimonios que hacen alusión a ellos.

Una campana maldita

La llamada Campana Castigada es fácilmente reconocible al estar en el campanario, ya que está marcada con una cruz de pintura roja. La historia es que, hace muchos años, un joven inexperto murió aplastado por las dos toneladas de campana que cayeron sobre él.

Foto: maspormas.com

Desde el otro lado del mundo

El facistol en el centro del coro, de maderas preciosas y bellas estatuas de marfil, fue trabajado en Filipinas. La reja que rodea el mismo coro, a su vez, llegó desde China.

Se dice que el Cristo de la Capilla de las Reliquias fue un regalo del emperador Carlos V a Hernán Cortés. Los tesoros que llegaron a la catedral desde Tierra Santa son tantos, que hubo que levantar una capilla especial para resguardarlos.

Foto: catedralmetropolitanademexico.mx

Descubre los secretos de la Catedral Metropolitana en tu próxima visita a la CDMX. Recuerda que City Express Ciudad de México Alameda está a menos de 10 minutos caminando.

También te puede interesar:

10 paradas obligatorias en el Centro Histórico de la CDMX

 

Los secretos que nunca supiste de la Catedral Metropolitana