Tips para hacer el pitch de negocios perfecto

Posted in:
Pitch de negocios

Saber hacer un buen pitch de negocios es una habilidad básica para cualquier emprendedor en nuestros tiempos. Si logras convencer en poco tiempo a un inversionista de inyectar recursos a tu empresa, estarás a las puertas del éxito.

¿Qué es un pitch de negocios?

La definición sencilla es: una presentación breve en la cual se explica una idea o concepto de negocio frente a uno o varios inversionistas potenciales, con el objetivo de obtener recursos financieros.

Aunque pueda parecer un tanto injusto, un pitch de unos cuantos minutos puede determinar el destino de una empresa. Por eso es tan importante saber hacerlo bien.

 

Te dejamos por aquí algunos consejos para hacer el pitch de negocios perfecto. Lo dividimos en dos secciones: lo que debes hacer antes del pitch y lo que debes hacer durante el pitch. ¡Toma nota!

Antes del pitch

Pon en marcha un negocio funcional. En lugar de buscar inversión para una gran idea, primero convierte esa idea en un negocio que ingrese dinero y sea autosustentable -cuando menos. ¿Tu negocio ya es una realidad? Ahora es momento de pedir dinero para crecer.

No comas ansias. Si pides millones de dólares para financiar una empresa de 50 divisiones y cientos de unidades de negocio, los inversionistas o socios potenciales inmediatamente dudarán de ti. Antes que nada, demuestra qué tan capaz eres de crear y satisfacer la demanda para un solo producto.

Haz la tarea. Investiga sobre cada uno de los inversionistas a quienes les vas a hacer el pitch de tu negocio. Asegúrate de conocer sus pasiones y su historial de inversiones. Checa sus redes sociales para conocerlos un poco más.

Pitch de negocios

Prepárate, prepárate, prepárate. Nunca puedes estar demasiado preparado para tu pitch. Ten respuestas para absolutamente todas las preguntas que pudieran surgir acerca de tu plan de negocios, operación, retorno de inversión y demás temas relacionados con tu empresa. Practica tu pitch varias veces frente a amigos y, de preferencia, también desconocidos.

Durante el pitch

Sé breve. Tu pitch no debe durar más de 5 minutos -el famoso “pitch de elevador”. Si los inversionistas no logran entender el concepto en poco tiempo, asumirán que los clientes tampoco podrán. Acompaña tu presentación con un brief  o resumen de tu negocio de una sola cuartilla. Si vas a usar diapositivas, que sean 20 o menos.

Cuida ese lenguaje corporal. Tu cuerpo está hablando todo el tiempo y, en ocasiones, dice más que tus palabras. Mantén una postura erguida, volumen de voz fuerte -sin gritar-, ademanes moderados pero expresivos. Aquí tienes más consejos para hablar en público que pueden serte útiles.

Crea una conexión emocional. El ser humano tiende a reaccionar primero con las emociones y después con la cabeza y la lógica. Aunque tu pitch debe estar sustentado con números y hechos, una historia poderosa y conmovedora es el ingrediente perfecto para arrancar.

Hazlo visual e interactivo. Muestra tu producto de alguna forma, sin importar cuál sea. Si es un producto alimenticio, dales a probar. Si es dispositivo, muéstrales cómo funciona e invítalos a utilizarlo. Si es una app, guíalos paso a paso por el funcionamiento con ayuda de un proyector. Si tu producto no está listo, lleva un prototipo.

Los pies en la tierra. Está bien hacer proyecciones del mejor escenario posible, pero muestra también versiones para un escenario moderado y para el peor escenario. Sé humilde al recibir críticas y sugerencias de los inversionistas.

Pon a prueba estos consejos en tu próximo pitch de negocios y consigue los recursos que tu empresa necesita para alcanzar su potencial. Aquí tienes más fuentes de financiamiento para tu negocio, ¡hay muchas alternativas!

Tips para hacer el pitch de negocios perfecto