Vendedor de lotería: el oficio mexicano con suerte

vendedor loteria oficio mexicano

A lo largo y ancho del país, de las  plazas públicas a los restaurantes, siempre podremos encontrar a un vendedor de boletos de lotería. Quienes practican este oficio mexicano, que existe desde hace mucho tiempo, son heraldos de la suerte que, más que boletos, venden esperanza.

Arturo Díaz, un vendedor de boletos de lotería que tiene más de 50 años en este oficio, nos contó que, a lo largo del tiempo, no solo le ha vendido boletos a gente de todas las clases sociales, sino que ha tenido la oportunidad de conocer a muchas personas, sus historias y lo que los motiva a comprar un boleto de lotería.

La suerte debe estar de tu lado

De acuerdo con él, la suerte es muy canija y no escoge a cualquier persona. Ha conocido a quienes solo sacan el reintegro y a quienes se han llevado hasta 40 mil pesos. Todavía no encuentra a algún suertudo que le toque un "premio mayor”. Y es que, para lograr esta hazaña, las posibilidades son mínimas.

Arturo explica que hay que tener mucha suerte y comprar toda una serie, pues los “cachitos” o boletos solo son una parte del premio. Si llegara a salir tu número en el sorteo, debes tener toda la serie para que te den bastante dinero. Si no solo podrías llegar a sacar el reintegro o 400 pesos, a lo mucho.

oficios mexicanos

Foto: eluniversal.com.mx

Para él, este oficio se ha convertido en una ventana a través de la cual ha visto cómo la suerte le cambia la vida a las personas. Cuando Arturo ha tenido suerte, también a él le ha llegado a tocar una parte del premio. Algunas personas son generosas y lo buscan donde les vendió el cachito o la serie para darle una propina o hasta más, después de que se ganaron alguna cantidad en el sorteo.

Toda una vida de llevar suerte a sus clientes

Don Arturo comenzó en este oficio por necesidad, más que por gusto. Llegó a la ciudad cuando apenas tenía veintitantos años, sin estudios y con la necesidad de mantener a su familia. Trabajó de mesero, garrotero y hasta cargador en la Merced, todo mientras vendía boletos de lotería. “Ahorita, a mi edad, es lo único que hago porque ya no tengo la energía para hacer otra cosa”.

oficios mexicanos

Foto: mas-mexico.com.mx

Según su percepción, hoy es más difícil que los jóvenes compren billetes de lotería, pues no les interesa comprar "cachitos" y ver si la suerte está de su lado. “Se siente como si el oficio fuera a desaparecer muy pronto, pero lo bueno es que todavía me quedan clientes frecuentes que, aunque son mayores, siguen con la esperanza de llevarse un premio”.

A sus 73 años, don Arturo se mantiene optimista y animoso pues no quiere dejar de vender boletos de lotería. Su sueño es que alguna de las personas le compren una serie y gane tanto dinero que su vida mejore, puedan comprar una casa o un carro, se vayan de viaje o cumplan sus sueños. “Esa es una de las cosas más bonitas de este oficio: desearle suerte y fortuna a las personas, aunque no las conozcas”.

También puede interesarte:

Tesoros del Centro Histórico de la CDMX: la panadería con casi 150 años

Oficios en peligro de extinción: el lechero

Oficios en peligro de extinción: el panadero en bicicleta

Vendedor de lotería: el oficio mexicano con suerte