Viajando por los sabores de México: el pozole

Posted in:
Te contamos la historia y tipos de pozole de acuerdo a la región.

Explorar la gastronomía de México es emprender un viaje a través de las regiones, las ciudades y los pueblos que han engendrado los fascinantes platillos que la conforman.

En el caso del pozole, el viaje tiene muchas paradas, ya que este platillo prehispánico ha sido modificado y adaptado varias veces, de manera que cada región tiene una versión propia -¡siempre deliciosa!

Historia del pozole

A todo esto, ¿de dónde viene el pozole? El platillo original, conocido como pozolli (hervido, espumoso) se realizaban con el conocido maíz de cacahuazintle, cuyos granos se hierven hasta hacerlos “explotar”, lo cual les da su sabor y textura característicos.

Nuestros antepasados utilizaban primordialmente la carne del tepezcuintle para cocinarlo, pero algunas recetas encontradas por los frailes españoles describen el uso de la carne de los humanos sacrificados para cocinar el pozole. Incluso, se dice que la preferencia por la carne de cerdo viene de la similitud en sabor con la carne humana.

Tipos de pozole

Foto: Instagram

Tipos de pozole

Dependiendo de la región, el pozole puede ser verde, blanco o rojo, ¡como la bandera!

Pozole blanco. El pozole al natural. Tiene sentido que la receta más parecida al platillo prehispánico sea la más popular en el centro de México, en la capital y sus alrededores.La carne y el maíz se condimentan con especias como tomillo, laurel y mejorana.

Pozole rojo. Reflejando el carácter explosivo y sonoro del occidente de México, en esta región se prepara con una mezcla de chiles secos: guajillo, ancho y de árbol. El resultado es un pozole pintado y picoso, puedes probarlo en Jalisco, Nayarit, Guanajuato, Michoacán y Sinaloa, principalmente.

Pozole verde. En Guerrero prefieren añadir una salsa frita de tomatillos, que le da su vistoso color verde. Acaso por la cercanía con el mar, esta versión suele incluir sardinas en lugar de carne de cerdo.

Tipos de pozole

Foto: Instagram

En todo México, el momento de servir el pozole es un ritual que refleja lo barroco de nuestra cultura pero, a la vez, celebra la individualidad: cada quién elige qué es lo que llevará su pozole de entre una gama de ingredientes y condimentos. Lechuga, cebolla, rábano, limón, crema, orégano, tortilla frita, aguacate, chile piquín y chicharrón, entre otros.

Cualquiera que sea el tipo de pozole, siempre es una experiencia culinaria elevada. Disfruta las diferentes versiones de este manjar de la gastronomía de México de la mejor forma posible: ¡viajando!

Viajando por los sabores de México: el pozole