Viajeros ecofriendly, les decimos cómo es un eco-hotel

Viajeros ecofriendly, les decimos cómo es un eco-hotel

Separas la basura, prefieres usar bicicleta en lugar de auto y te hospedas en hoteles ecoamigables, pero ¿sabes cómo son o qué deben de tener para catalogarse como ecofriendly? Aquí te contamos para que no te tomen desprevenido. Seguro has escuchado que las pequeñas acciones en suma generan grandes cambios en el mundo. Pues es verdad. El hecho de que elijas un hotel ecofriendly para hospedarte en tus vacaciones habla de tu compromiso con el cuidado de la Tierra.

Hay cuatro puntos importantes que pueden indicarte si el hotel de tu elección es pro-ambiente: Usan energías renovables Como los paneles solares que pueden ahorrar hasta un 70% de energía eléctrica y un 85% de gas. Pero eso no es todo, también se preocupan por instalar iluminación eficiente. Un hotel ecoamigable debe hacer uso de toda la tecnología disponible para reducir su huella ecológica, y la iluminación eficiente directa (LED) es la forma más efectiva de ahorrar en luz. Si a esto le sumamos el aprovechamiento de la luz natural que ilumina espacios durante el día, estamos hablando de un gran ahorro que un hotel de esta categoría debe procurar.

Cuidan el medio ambiente Utilizan productos biodegradables: desde jabones y productos de limpieza, hasta platos y papelería hechos a partir de materiales biodegradables. Otro punto clave para definir la sustentabilidad en un hotel es su política de desperdicios. ¿Se separa la basura orgánica de la inorgánica? ¿Se envía el vidrio, plástico y aluminio a reciclaje? Todo esto se cuida a detalle en un eco-hotel e incluso, al hospedarte ahí, tú puedes contribuir utilizando productos de belleza y repelentes de moscos biodegradables.

Se preocupan por el uso del agua Este tipo de hoteles normalmente cuenta con un sistema de captación de agua pluvial que, además de suponer un ahorro para la empresa, resulta en un mejor aprovechamiento de los recursos naturales disponibles. Además un hotel ecoamigable establece un máximo de cubetas de agua para hacer limpieza y cocinar. De igual forma, un hotel en este rubro está en pro de la hidrosustentabilidad y usa plantas de tratamiento y reciclaje de agua.

Tienen un gran sentido de responsabilidad social Un hotel que contribuye a la economía es un hotel sustentable. Incrementar la cantidad de empleos generados cada año debe ser uno de sus objetivos. También son partidarios de establecer relaciones comerciales con proveedores locales y regionales en lugar de consumir productos que tienen que atravesar grandes distancias. Ahora que sabes cómo es un hotel eco-amigable, ¿puedes pensar en alguno en México?

Conoce los esfuerzos de City Express por alcanzar este estándar. Gracias a estas prácticas, hemos logrado ahorros del 50% en energía, 45% en agua y 36% en eficiencia de materiales de construcción. Además, participamos en iniciativas como la “Hora del Planeta” de WWF y fabricamos nuestros muebles a partir de madera reciclada. Todo como parte de nuestro compromiso con la sustentabilidad.

Viajeros ecofriendly, les decimos cómo es un eco-hotel