Visita Chile y admira el majestuoso Valle de la Luna

Posted in:
Post at: 3 meses
valle-de-la-luna

Nombrado Santuario de la Naturaleza en 1982, el Valle de la Luna es un auténtico espectáculo que vale la pena presenciar. Situado a tan sólo 17 kilómetros de San Pedro de Atacama, en la zona de la Cordillera de la Sal, esta maravilla geológica curiosamente carece de flora y fauna, pero sus paisajes -que parecieran salir de una película de ciencia ficción- ofrecen otro tipo de elementos que encantan a sus visitantes.

Su nombre nace a partir del parecido que este lugar comparte con la superficie lunar, pero su extraordinaria gama de colorido no es todo: debido a la erosión eólica, el paisaje contiene distintos montículos, crestas y rocas sedimentadas intervenidas por minerales como la arcilla o la sal, generando una amplia variedad de texturas.

Cabe mencionar que la incomparable belleza de este lugar se puede disfrutar de manera más especial durante el amanecer o al atardecer, ya que es en estos momentos cuando los colores pueden apreciarse majestuosamente.  Ahora bien, si planeas una pronta visita Chile, toma en cuenta los imperdibles del Valle de la Luna:

1. Caverna de Sal

Para entrar a esta caverna -en donde podrás observar grandes trozos de sal gema- es recomendable llevar una linterna (con la del celular bastará). Es imposible perderse, pero hay que tener en cuenta que pasarás por túneles estrechos y algunas subida empinadas, por lo que no es una parada recomendada para personas con movilidad reducida. Podrás apreciar los senderos y quebradas formadas por la erosión, la lluvia y el viento.

2. Duna Mayor

Gracias a su majestuosa vista, esta parada suele ser la que los visitantes disfrutan más. El sendero para subir a la cima de la duna toma aproximadamente 20 minutos. Como se mencionó anteriormente, el atardecer es uno de los mayores encantos de este lugar, por lo que al llegar a la Duna Mayor podrás ver cómo, con el descenso del sol, los colores del paisaje pasan de ocres a morados y grises. 

3. Mirador Achaches

Opuesta a la vista que se admira de la Duna Mayor, desde el mirador Achaches es posible observar la Cordillera de la Sal desde una perspectiva diferente. Sin embargo, la subida es un poco más pesada, pero hay menos turistas y se disfruta de un paisaje igual de bello. 

4. Mina de Sal Victoria

Gracias a la abundancia de sal en esta zona, antiguamente su explotación era realizada por diferentes familias hasta que, en el siglo pasado, la industria creció y grandes empresas se hicieron cargo de esta labor. En la actualidad, en este particular lugar se pueden ver los vestigios de unas cuantas máquinas y construcciones relativas a este negocio. 

5. Anfiteatro

Actualmente no es posible caminar por el anfiteatro (para preservarlo), pero es una formación espectacular que se puede admirar desde otros miradores, como el de Achaches o desde la Duna Mayor. Su inmensa forma se asemeja a un anfiteatro o coliseo, de ahí proviene su nombre. Entre sus paredes redondeadas se almacena una cantidad enorme de arena.

6. Tres Marías

Conocidas también como "Los Observadores", estas formaciones rocosas solo se pueden contemplar a distancia, ya que hace unos años un turista se subió a una de ellas y causó que se partiera a la mitad.  Aún así vale la pena echarles un vistazo desde la distancia. ¡Son únicas!

 

Visita Chile y sorpréndete con su inmensidad de paisajes y actividades que realizar. Después de todo, si de viajar se trata, el norte chileno ofrece maravillas como esta... ¡y mucho más!

Visita Chile y admira el majestuoso Valle de la Luna