Cuatro Ciénegas, Coahuila: un desierto con toque surrealista

Posted in:
Cuatro Ciénegas, Coahuila

Como un oasis en medio del desierto, el Pueblo Mágico de Cuatro Ciénegas, Coahuila,  destaca por sus calles pintorescas, áreas naturales, magníficos vinos locales y su legado histórico.

Rodeado por manantiales y lagunas, su biodiversidad le ha ganado el apodo de “las Galápagos de México”. La Reserva de la Biosfera Cuatrociénegas, cuya entrada es resguardada por el pueblo, es un desierto con un cierto toque surrealista que convierte a sus paisajes en espectaculares visiones.

Esto es lo mejor de Cuatro Ciénegas, Coahuila, un sitio para quienes buscan una experiencia rústica y natural.

Plaza Principal

La mejor manera de iniciar tu recorrido es en el centro, donde un quiosco marrón resguarda en silencio miles de historias. Fundada en el siglo XIX, a unos pasos se encuentra la Iglesia de San José, con su estilo árabe y toques góticos.

Cuatro Ciénegas Coahuila

Foto: sedeturcoahuila.gob.mx

Museo Venustiano Carranza

Para los amantes de la historia resultará fascinante recorrer esta casona de corte español  edificada en el siglo XIX. Con 10 salas de exhibición con fotografías, objetos y esculturas del revolucionario, estas paredes fueron testigo del nacimiento del caudillo en 1859.

Callejón de Guevara

Entre las pequeñas calles del pueblo encontrarás este callejón recién remodelado. Da un paseo y disfruta la tranquilidad de esta callejuela de fachadas coloridas donde permanece la leyenda.

Poza Azul

Entre las pozas de la reserva, esta destaca por sus aguas cristalinas. Con una profundidad de 5 metros, los minerales del agua propician una gama de tonalidades que van del zafiro al turquesa. Además de una sala fotográfica con flora y fauna de la región, la poza cuenta con palapas y asadores.

Aprovecha para dar una caminata por el Borbollón, un sendero interpretativo con un manantial del que brota un chorro de agua.  

Cuatro Ciénegas Coahuila

Foto: staticflickr.com

Dunas de Yeso

La arena blanca se acumula sobre troncos de árboles fosilizados en este mágico lugar. Relájate en una palapa mientras contemplas el paisaje y después realiza un recorrido ecoturístico por por sus senderos. Aquí te contamos más sobre esta fascinante atracción natural.

Viñedos

Para completar la experiencia, date una vuelta a los viñedos de la región. Con una tradición vitivinícola de 150 años, existen varias bodegas para degustar el sabor de un buen tinto.

Con producción de vino, licor de granada, oporto y crema de aguardiente, Ferriño y Vitali son las casas de mayor tradición de este terruño. Descubre el proceso de la vid y despierta tus sentidos con las catas que acá se ofrecen.

Todo esto y más ofrece Cuatro Ciénegas al viajero que se anime a aventurarse en sus espectaculares paisajes desérticos. Si haces una parada en Torreón antes o después de tu expedición, ¡búscanos en City Express!

Cuatro Ciénegas, Coahuila: un desierto con toque surrealista